publicidad

publicidad

La lucha de los padres de familia con los colegios privados por el pago de pensiones

El pago de las pensiones de las instituciones privadas es un tema que ha tomado mucha fuerza por estos días. A muchos padres de familia, sobre todo en la capital vallenata, se les hace injusto que estos pagos sigan intactos cuando sus hijos no están asistiendo a los colegios, sino que están tomando las clases de manera virtual. Más aún cuando las finanzas de sus hogares se han visto afectadas por cuenta del Covid-19. La Calle recogió el testimonio de varios padres de familia, algunos rectores y del secretario de Educación para conocer a fondo esta situación.

Deisy Jiménez es una madre de familia que tiene su hija estudiando en un colegio privado de Valledupar, esta madre asevera que, durante todo el tiempo que va de confinamiento, y que, pese a que los colegios ya no están recibiendo estudiantes en sus instalaciones lo que les ha permitido disminuir así gastos como servicios públicos, aseadores y demás, les han seguido cobrando el mismo valor de pensión.

“Yo soy fisioterapeuta, trabajo a domicilios, y no estoy laborando igual que antes, a la fecha debo el mes de abril y mayo, me hicieron un descuento de 70 mil pesos y para el del mes que va en curso uno de 50, pero para eso debo ponerme a paz y salvo con los dos anteriores, estoy saliendo a la calle arriesgando mi salud y la de mi hija que en algunos casos tengo que llevármela, esto con el fin de poder conseguir la pensión, pero esas son cosas que los del colegio no entienden, el rector argumenta que debe responder por la nómina de los docentes, que lo entiendan, pero sabemos que a muchos de esos profesores les fue suspendido su  contrato, ¿nosotros sí debemos entenderlo a él?, pedimos un poco más de descuento teniendo en cuenta que las clases son virtuales, y que no están recibiendo la misma cantidad de horas que reciben en un salón, aparte de eso nosotros como padres somos los que tenemos la carga de estar ahí al lado de nuestros hijos, la miss solo le mandan actividades que deben desarrollar los niños con sus padres”, aseveró la madre.

Un testimonio similar entregó Midolainys Camacho Orozco, quien según lo expuso se vio obligada a pasar un derecho de petición a la rectoría del colegio donde tiene sus dos hijos estudiando en Valledupar, asegurando que quieren obligarla a responder por un contrato que no se están cumpliendo a cabalidad, por lo que se vio obligada a desvincularlos del colegio y enviarlos fuera de Valledupar.

“Yo le solicité al colegio la desvinculación de mis hijos porque, como madre y en medio de la pandemia, me tocó trasladar a mis hijos de ciudad, esto por mi trabajo y porque en casa no tenía quién me los cuidara, ni mucho menos quien me les ayudara con las clases virtuales, y ni con todas esas explicaciones el colegio ha querido darme el retiro de mis dos niños. Ellos me dicen que para esto debo pagar todo el año escolar, algo que me parece injusto, mis hijos solo recibieron clases los meses de febrero y marzo, pensión que fue pagada. Yo por mis dos hijos pago mensual 845 mil pesos, pero ellos exigen el mismo pago por gasto que los estudiantes no están recibiendo ya. Dentro de la legalidad lo que hice fue pasar un derecho de petición que fue realizado en marzo, y por ellos recibí respuesta iniciando el mes de junio, pero mi decisión está tomada, esto incluso si las clases vuelven a las presenciales, puesto que no quiero tomar el riesgo de mandar a mis hijos al colegio, ellos todavía no entienden que es el autocuidado, y en primer lugar uno de ellos es asmático”, explicó Orozco.

Continuando con las quejas por el cobro injustificados de actividades extracurriculares de los colegios privados, aparece una madre, quién por temor a represarías con su hijo pidió no ser identificada, la mujer contó que se encuentra decepcionada de las acciones que ha venido adoptando el colegio donde tiene a su retoño. “En un principio los padres de familias de niños de prescolar, que son niños de cincos años, estuvimos muy inquietos frente a la posibilidad de las clases virtuales. Ellos son niños pequeños que no tienen concentración, eso no funciona. Con el rector estuvimos haciendo unas video llamadas, en la que nos manifiestan que están cumpliendo con lo que dice el ministerio de Educación. Hay padres que han visto como opción retirar a sus hijos del colegio puesto que no están recibiendo ingresos, y prefieren ver a sus hijos repetir el año”, dijo la madre.

Otras de las quejas que recibimos tiene que ver con el descuento que hizo un centro educativo de Valledupar donde estudia su hija, el cual fue de 100 mil pesos, cuando paga una pensión de más de 900 mil. «Ese descuento no es nada, puesto que como padres de familias somos los que estamos haciendo desde casa todo el trabajo que tienen que hacer el docente, además estamos pagando actividades extracurriculares que nuestros hijos no están realizando», expresó la madre anónima.

Hablan los rectores

Uno de los colegios más reconocidos de Valledupar es sin duda alguna es el Gimnasio del Norte, su rector Jorge Eduardo Ávila, habló con La Calle sobre esta situación que manifiestan algunos padres de familia, y sobre ello dijo que en cuanto respecta a su colegio ha adoptado diferentes opciones para extenderle la mano a los padres de familia, desde plazo para pagar la pensión, descuentos, e incluso pagos por cuotas, acuerdos que se han hecho a través de llamadas a cada madre o padre.

Ávila sostuvo que se deben mirar los dos lados de la moneda, y pese a que los servicios públicos de los planteles educativos han disminuido, estos pagos terminan siendo irrelevantes en comparación a los compromisos que ellos tienen con los bancos, puesto que la mayoría de estas instituciones deben acudir a créditos millonarios para mantener en óptimas condiciones sus centros educativos.

«Llevamos cuatro fases de ayuda a los padres de familia, la primera de esta consistió en que aquél padre que tuviera alguna necesidad financiera se comunicará con el colegio y que nos permitiera escuchar su historia y buscar una alternativa de pago cómoda. Otra fase fue un formulario colgado en nuestra página web para que este fuera diligenciado por los padres y tuvieran un descuento, lo mismo se hizo en la fase tres, en el cuatro que es el que estamos aplicando actualmente para junio y julio consiste en un descuento, por su parte a los padres de preescolar le ofrecimos uno descuento del 20% esto porque la tarifa escolar para estos grados es descendente, hemos tenido la desvinculación de estudiantes, en la que es importante aclarar que no estamos amarrando a ningún padre con el contrato de pensión, además, no hemos interrumpido la jornada laboral de la planta docente y mucho menos le hemos desmejorado su sueldo”, enfatizó el rector.

Otra de las instituciones privadas muy reconocidas de la capital vallenata con la que pudimos obtener su punto de vista fue la del colegio Gimsaber, quienes a través de un comunicado expresaron que son conscientes de la situación que están viviendo muchos padres de familia ya que la pandemia ha generado una crisis económica en muchos hogares.

“El plan de cobro ha sido flexibilizado, hemos exonerado a todos los padres de la extemporaneidad mientras todo se regula, otorgamos un beneficio inicialmente para los meses de abril y mazo, adicionalmente estamos recibiendo abonos mensuales en caso que no se encuentre con el valor de la pensión completa en el momento, estamos buscando todas las estrategias para que nuestros estudiantes sigan el proceso de aprendizaje”.

El gobierno no puede hacer nada

Pese a que las quejas de los padres de familias cada vez están más encendías en relación al pago de pensiones de los colegios privados, estos parecen no ser escuchados, puesto que el único salvavidas que les fue lanzado por el Gobierno Nacional es que dichas instituciones se rigen bajo el derecho privado y no se les puede obligar a que hagan un descuentos en la pensión; Sin embargo, la ministra de Educación, María Victoria Angulo, le hizo un llamado a los dueños de colegios para que, a través del diálogo, se llegarán a acuerdos de pagos.

“Hemos estado adoptando diferentes acciones orientadas a garantizar el derecho a la educación de los niños y niñas. De manera conjunta con el Ministerio de Hacienda, trabajamos en una serie de alivios financieros a Instituciones Educativas privadas (Jardines y Colegios), padres de familia, estudiantes, Instituciones de Educación Superior e Instituciones de Educación para el Trabajo y Desarrollo Humano durante el Aislamiento Preventivo Obligatorio con el fin de mitigar la deserción y fomentar la permanencia en el sector educativo. Las medidas integran los beneficios definidos por el Gobierno como subsidios de nómina, créditos en condiciones especiales por 2,5 billones a través del Fondo Nacional de Garantías (FNG) para líneas de crédito que apalanquen el pago de nómina y capital de trabajo de Jardines y Colegios privados y de Instituciones de Educación Superior. Se crea, además, una nueva línea de crédito con Findeter de 200 mil millones para apoyar financieramente a las Instituciones y definir esquemas de apoyo a los estudiantes de Pregrado en condiciones de vulnerabilidad. Asimismo, anunció que mediante el Decreto 662 del 14 de mayo se crea el Fondo Solidario para la Educación que consiste en una línea de crédito para padres de familia o acudientes destinada al pago de pensiones de Jardines y Colegios privados, y demás”.

Secretario de Educación de Valledupar, Iván Bolaños Baute

Entre tanto en Valledupar, el secretario de Educación de Valledupar, Iván Bolaños Baute, dijo que la sectorial ha recibido cientos de quejas pero que están de brazos cruzados, toda vez que los colegios privados se rigen por autonomía a través de contratos, pero enfatizó que sí se le está haciendo seguimiento al tema para que los estudiantes reciban las clases virtuales dentro de lo establecido por el gobierno. “Ante el pago de pensiones no podemos hacer mucho como ente, es entendible la situación de muchos padres, en la que hemos recibido muchas quejas por parte de ellos, porque algunos han quedado sin empleo, pero no podemos hacer injerencia ante esa situación”, concluyó.

 

 

publicidad

publicidad