publicidad

publicidad

La narconaranja en Colombia

Escondidos en un bulto de naranjas, delincuentes pretendían ingresar varias bolsas de droga a la cárcel de Ipiales, en Nariño, pero la carga fue interceptada e incautada por el Inpec.

El hallazgo fue de este jueves 22 de abril, gracias a una primera alerta de un perro antinarcóticos, que advirtió de la posible presencia de estupefacientes en las frutas.

Los cítricos iban a ingresar al establecimiento penitenciario como donaciones de comida para los presos.

Las naranjas tenían una pequeña tapa circular por donde, al parecer, introdujeron la droga dentro.

La tapa estaba pegada con ‘pegaloca’ para intentar ocultar la abertura. Al interior de las frutas guardias del Inpec encontraron 19 elementos de forma irregular envueltos con cinta de color negro.

Le puede interesar  Cadáveres de víctimas de desaparición forzada serán entregados a sus familiares

De estos, 17 traían en su interior una sustancia con características y olor a marihuana, equivalente a un peso de 106.4 gramos y otros 2 elementos tenían oculta una sustancia en polvo blanco con características similares a la cocaína y sus derivados, con un peso neto de 7.9 gramos.

Según informó el Inpec, este el resultado de los controles de seguridad al ingreso de los establecimientos de reclusión y el compromiso de trabajar por oportunidades de resocialización integral a los internos.

publicidad

publicidad