publicidad

publicidad

La privatización de Emdupar no tendría reversa

En el momento más crucial de su carrera política estaría el alcalde de Valledupar, Mello Castro González, con la puesta en marcha del plan de salvamento de la Empresa de servicios públicos Acueducto y Alcantarillado de Valledupar, Emdupar. Mientras los valduparenses le envían mensajes por diferentes medios en busca de impedir la privatización de esta, el mandatario estaría ad portas de ejecutar su plan. La fecha de escogencia del aliado estratégico sería el próximo 19 y 20 de noviembre. Se presume que sería una empresa paisa la que tomaría las riendas de esta entidad.

Todo indica que el peor momento de Emdupar le tocó al alcalde Mello Castro González, como dice el dicho “le tocó bailar con la más fea”, así lo deja entrever la situación financiera de la empresa, la cual fue declarada inviable y con una necesidad urgente de ser intervenida, es decir, no hay otra salida que no sea la privatización. Sin embargo, es necesario acotar que este panorama no es nuevo, al contrario, venía siendo anunciado desde años atrás.

El primero que lo intentó fue el exalcalde Augusto Ramírez Uhía; sin embargo, sus intenciones llegaron solamente hasta la contratación de Radian, encargada del cobro de cartera, suspensiones, entre otras cosas. Hoy el mandatario de turno, no ve otra salida que no sea entregar la empresa pública de los vallenatos en manos de unos foráneos, lo que indica, que los mismos vallenatos no dieron para sostener a Emdupar, contrario a ello ¡la acabaron!

“Los problemas de Emdupar se traducen en problemas financieros, por muchas buenas intenciones que tenga un gerente, un alcalde, se necesita un recurso, por eso se necesita un socio estratégico que venga a meterle un músculo a las inversiones que necesita la ciudad. Parto del Plan Maestro de Acueducto y Alcantarillado que necesitamos tener, ya que estamos poniendo en riesgo la prestación de servicio, la Superintendencia también nos está exigiendo resultados y esta es nuestra solución sin vender la empresa”, manifestó el alcalde de Valledupar, Mello Castro González.

¿Qué se necesita saber del contrato?

Dentro de los detalles conocidos aparece que la propuesta del alcalde es que se realice un contrato atípico de colaboración empresarial, que se ofertará a través de una licitación pública en la que la empresa proponente debe contar con un músculo financiero de 240 mil millones de pesos, y por supuesto experiencia.

La millonaria suma que entra como uno de los requisitos principales en este contrato se hace necesaria para solucionar temas de embargos, cartera, deudas prescritas, demandas judiciales, administrativas y laborales, entre otros, que se refleja la deuda de 86.000 millones de servicios prestados, 12 mil millones de pesos en embargos y una carga convencional de 225 empleados.

Frente a este panorama, empleados sindicales de Emdupar reaccionaron con el cese de actividades, así lo confirmó la gerente, Soledad Manjarrés al manifestar que el sindicato Sintraemsdes entró en asamblea permanente, lo que tomó a la empresa por sorpresa. “Sin ningún tipo de notificación el sindicato de la empresa Emdupar han dicho porque oficialmente no tengo nada, que han decretado una asamblea permanente con un cese de actividades donde han ido oficina por oficina a sacar a los funcionarios para que se unan, asimismo con el personal de redes de acueducto y alcantarillado; colocando en riesgo a toda la población”, dijo la funcionaria.

Asimismo, afirmó que las dos organizaciones sindicales de la empresa hacen parte de este cese de actividades, generada por la desinformación que hay alrededor de la contratación de un aliado estratégico para la empresa. “Semanas atrás estuvimos reunidos con los representantes de estos sindicatos donde se les explicó lo que se viene para la empresa y lo que se quiere hacer, con el ánimo de mejorar los indicadores, así que nos sorprende sobremanera que hoy se presenten con este cese de actividades”, dijo Martínez.

Pese a estas explicaciones el temor de los empleados es que con la llegada de una nueva empresa inicie una masacre laboral que deje por fuera decenas de trabajadores, “tenemos miedo, pánico a que nos saquen. Al llegar un nuevo operador, traerá su gente y eso no lo vamos a permitir, una masacre laboral en este tiempo de pandemia”, dijo Fabián González, miembro del sindicato.

Los millones que se fugaron con el tanque

Una inversión de más de 24 mil millones de pesos en un tanque de almacenamiento que es el segundo más grande de todo el país, no habría sido suficiente para suplir las necesidades de agua que presenta hoy la ciudad. Esta obra que fue inaugurada hace poco, tiene una capacidad de 20 mil metros cúbicos para suministro a las comunas 3, 4 y 5, y permitiría optimizar el sistema de acueducto en la ciudad. Sin embargo, la administración afirma que no es suficiente, “hay que ser claros con la comunidad, la solución del agua necesita mucha más inversión en la ciudad, hay fugas de agua, necesitamos un reservorio, necesitamos inversión en el Plan Maestro de Alcantarillado, esto apenas es un paso para brindarle a la comunidad un buen servicio de agua,” mencionó Castro González.

Cabe resaltar que, para llenar este tanque, la ciudad estuvo semanas atrás largas horas sin el servicio de agua potable, pero este no superó la primera prueba, toda vez que no había terminado de llenarse cuando ya estaban las filtraciones.

publicidad

publicidad