publicidad

publicidad

La relación amorosa que sostiene a la gerente del Rosario en el cargo

Amores y desamores al parecer es lo que le cuesta al padrino de la gerente del Hospital Rosario Pumarejo de López, Jakeline Henríquez Hernández, el tenerla en este puesto; y es que mientras la mujer no da chicle con la administración de esta entidad hospitalaria, un excandidato a la alcaldía de La Jagua de Ibirico hace uso de su relación amorosa para que a través de la familiaridad que su novia tiene con el gobernador Luis Alberto Monsalvo, la mujer siga en el cargo. ¿Quiénes son los protagonistas? Aquí les contamos.

Mucha curiosidad ha despertado en el mundo político el cómo llegó Jakeline Henríquez Hernández a la gerencia del Rosario Pumarejo de Lòpez, primero, porque no tiene relación directa con la casa Gnecco, y segundo porque su hoja de vida no la acompaña. Duda que hoy resolverá este medio de comunicación. Pese a que en la edición anterior se dejó entrever que el posible padrino político de Jakeline Henríquez Hernández era el senador de partido Cambio Radical, Didier Lobo Chinchilla, La Calle conoció que dicha información estaba errada, aunque la cosa venía de lados del corredor minero, el hilo conductor estaba algo desviado. Así lo confirman los nuevos detalles que se lograron conocer alrededor del aterrizaje que tuvo esta mujer en el Rosario Pumarejo de López, los cuales se resumen en una relación amorosa.

Antes de entrar en detalles del idilio de amor que sostiene a Jakeline Henríquez Hernández en el cargo de gerente del hospital Rosario Pumarejo de López, se debe empezar a hablar de los compromisos que obtuvo el gobernador Luis Alberto Monsalvo en su última campaña, en este caso con los aspirantes a los primeros cargos de los municipios que terminaron derrotados. Como todos saben, ‘el gober’ cumpliendo con su palabra y con el fin de no dejar con las manos amarradas a los perdedores de la contienda regional, empezó a ubicarlos en diferentes plazas, si embargo, para algunos no hubo forma, entre esos aparece el ex aspirante al primer cargo municipal de La Jagua de Ibirico, Leonardo Hernández.

¿Cómo llega Jakeline al Rosario?

La derrota de Leonardo Hernández a la alcaldía de La Jagua lo llevó a convertirse en el principal candidato para llegar a la gerencia del hospital Rosario Pumarejo de López, sin embargo, su hoja de vida fue la principal talanquera para que estos planes no se dieran, toda vez que no cumplía con los requisitos exigidos, en vista de esto, dicha plaza quedaba libre para que el gobernador posesionará a otra persona… panorama que no le sonó a Hernández, quien además del compromiso que Monsalvo Gnecco tenía con él, aprovechó la relación amorosa que tiene desde hace más de dos años con una mujer poderosa del departamento y de cercana familiaridad del mandatario del Cesar, para hacer de las suyas. Por tal razón y no habiendo más, ‘El león’ como es conocido, decidió gobernar en cuerpo ajeno.

La alianza política de Leonardo Hernández con la casa Gnecco y la dirigencia del Cambio Radical sostienen hoy a Jakeline
Henríquez en la gerencia del Rosario Pumarejo de López.

Por supuesto este panorama no le sonaba mucho al gobernador, pues a la hora del té tendría dos gerentes y así la situación sería más compleja; en medio de ese tibire tabare, ‘El león’ aprovechó para usar sus buenas relaciones, mejor dicho, su estrecha relación con la poderosa mujer que hace parte del círculo familiar de Monsalvo Gnecco, para que terminara de convencerlo. Jugada que le salió perfecta, toda vez que su novia, logró hablarle al oído al ‘gober’ para que este terminara cediendo a las pretensiones del joven médico.

La decisión que se tomó casi que en el último momento, llevó a que Jakeline Henríquez Hernández saliera como ‘volador sin palo’ del hospital San José de Becerril,  para posesionarse en el Rosario Pumarejo de López. Lo cierto es que dicha decisión no tiene muy contento al ‘gober’, quien, por responder a las peticiones de alguien muy cercano a él, estaría llevando del bulto, puesto que para nadie es un secreto que la gerencia a Henríquez Hernández, le ha quedado grande. Según se conoció, la mujer estaría llevando las riendas del hospital de la misma manera que el exgerente Rubén Sierra, es decir desorganización en la contratación y el no pago del personal y el ‘gober’ no dice nada.

La gerencia pende de un hilo

Lo cierto es que mientras Henríquez Hernández enfrenta diferentes críticas por su mala gestión y gerencia, también tiene que estar con el credo en la boca porque su padrino político, no se pelee con la poderosa mujer. Toda vez que se conoció que la relación amorosa entre Leonardo Hernández con la familiar del ‘gober’ presentó meses atrás una ruptura, lo que casi ocasiona la salida de la gerente de dicha entidad, sin embargo, un reconcilio generó que dicha decisión no fuera tomada. Al parecer de esta forma le halan la pitica al ‘león’, por lo que el puesto de Jakeline Henríquez, depende de cómo estén los amores de los anteriormente mencionados.

El Rosario Pumarejo de López tiene más de 20 procesos jurídicos por fallas médicas, cuyas indemnizaciones ascienden a más de 70.000 millones de pesos.

La pregunta del millón es ¿qué interés tiene su padrino político en esta plaza? teniendo en cuenta que sus aspiraciones son en La Jagua de Ibirico, la respuesta al parecer es más clara que el agua, toda vez que el hombre en cuestión es médico de profesión y al parecer sabe por dónde le entra el agua al coco, no en vano, tendría amores extramaritales con una de los pesos pesados del clan Arce… a través de quien también estaría haciendo algunos negocios para armar el capital político que necesita para la contienda electoral del año 2023.

Lo cierto es que mientras la poderosa mujer que figura como novia de ‘El león’ tiene a su familia, es decir los Gnecco, casi que en contra por dicha relación, el joven médico hace de las suyas cada vez que puede… y todo esto ocurre en el mundo de la salud.

publicidad

publicidad