publicidad

publicidad

La tienen de figurín

El pasado 20 de agosto fue suspendido del cargo el secretario de Tránsito, Roberto Daza, al no suministrar información de unos contratos embolatados. Fue un pequeño ‘castigo’ que le dio el alcalde para quedar bien con la Contraloría Municipal, y en su reemplazo, el 24 de agosto nombraron a la abogada Liria Marina Camargo, pero de papel, porque lo cierto es que Daza sigue al mando y dando ordenes en los grupos de WhatsApp, pero quizás en qué, porque en tránsito y movilidad no es. Dicen que el alcalde Mello Castro sabe que el hombre ‘no da pie con bola’ pero no lo mueve al ser cuota de Chichí Quintero.

publicidad

publicidad