publicidad

publicidad

La ventana de Overton -Parte 1-

Por: Eduardo L. Gullozo

En mi artículo anterior, en el cual hablaba de las posibilidades de un Nuevo Orden mundial y de que la sociedad de hoy es potencialmente lo que se necesita para que ese Orden mundial sea, había concluido que la manera como nos imponen ciertos criterios e ideas que nos moldean a ese nuevo sistema, tiene una manera lógica de operar. Puedo simplificar que este es un fenómeno en el que la sociedad pasa de “aceptar lo inaceptable”, sin embargo, quiero tomarme el tiempo de explicar paso a paso cómo es que los dirigentes de un país hacen que ciertas leyes o normas que se consideraban inaceptables ahora sean aceptadas.

Hace cierto tiempo un hombre llamado Joseph Overton, un experto en políticas públicas de los Estados Unidos, explicó la manera en la se puede hacer que la sociedad cambie de percepción respecto de la opinión pública para que las ideas que antes se consideraban inaceptables o absurdas, sean aceptadas y normalizadas en cierto tiempo establecido.

Esta explicación de Joseph Overton tomó el nombre de él, siendo conocida hoy en día como la técnica de la Ventana de Overton, la cual ha sido ensayada con éxito en el pasado y se sigue aplicando en la actualidad cuando de normalizar políticas públicas y legalizar cualquier norma se trata. Para agregar un ejemplo y comprender mejor esta técnica imaginemos algunas cosas que ahora son normales y que antes no lo eran. Pueden ser cosas como el aborto, el incesto, la pedofilia, la abundante publicidad homosexual, el exhibicionismo de la mujer en las publicidades y etc… esas cosas que mencioné, anteriormente, en décadas pasadas, no eran ni si quiera temas de dominio público, pero ahora son temas de debates en muchas legislaciones del primer mundo.

¿Cómo es entonces que llegamos a este punto en la sociedad donde hoy por hoy se puede legalizar cualquier cosa que a los políticos o grupos de personas poderosas les parezca bien que sean legales? Pues básicamente el proceso que Overton explica va de la siguiente manera: (Usaré el ejemplo de la legalización de la pedofilia)

  • Primera Etapa: De lo impensable a lo radical.

En esta etapa la aprobación de la pedofilia como un gusto sexual normal es algo impensable e inaceptable para la sociedad. Ya que en nuestra cultura somos pocos tolerantes con las personas que tienen gustos o atracción sexual por los niños. Sin embargo, para modificar esta percepción por la pedofilia se necesita del rol de la “ciencia”, la cual realizará una investigación sobre la conducta pedófila, entonces esta argumentará que el pedófilo nace con ese gusto al igual que un heterosexual y un homosexual, y por tanto este no tiene culpa de lo que siente. De esa manera se forzará a la sociedad a tener una actitud más pasiva y tolerante sobre la pedofilia.

  • Segunda Etapa: De lo radical a lo aceptable.

En la segunda etapa ya se persigue abiertamente la aprobación de la pedofilia. Sin embargo, para que esto pueda ser aceptado hay que seguir divulgado la “investigación científica” sobre la pedofilia, e insistir que no se debe tener prejuicios sobre el tema, de esta manera se hacen actividades publica de pedagogías, se califica de intolerantes a quienes se nieguen a recibir tal adoctrinamiento y para condenar a los intolerantes se crean los eufemismos, y ya no se habla de pedofilia sino de “pedesexuales”, esto con el propósito de quitar las connotaciones negativas sobre la pedofilia. Y para lograr esto es imprescindible el apoyo de los medios de comunicación, grupos sociales identificados con el tema, propagandas sugestivas al respecto y la voz publica de algún representante de los pedesexuales.

  • Tercera Etapa: De lo aceptable a lo sensato.

Para convertir en sensato lo que en un principio era totalmente inaceptable, lo siguiente será proponer que no debe considerarse como pedofilia las relaciones entre un adulto y un niño, y por tanto debe ser un derecho legalizar este tipo de relación, tal y como sucede en algunas culturas del Medio Oriente. Lo siguiente será arrinconar a todo el que se oponga a esta idea, acusándoles de retrógrados, radicales y conservadores que odian la pedosexualidad. En esta etapa será necesaria la participación de “expertos en el tema” en el mundo de la comunicación, los cuales insistirán que esta atracción es normal, y de esta manera puedan manipular a la sociedad para que piensen que la pedofilia es un gusto tan normal como el que sienten los heterosexuales.

Cualquier parecido con la realidad no es casualidad, sin embargo, por ser un tema algo amplio me tomará una segunda parte explicarles las dos últimas etapas de la técnica de la Ventana de Overton.

 

publicidad

publicidad