publicidad

publicidad

La Ventana de Overton – Parte 2

En esta segunda parte del tema que he estado tocando en mis dos últimas columnas de opinión, continuaré explicándoles cómo se aplica la técnica de la ventana de Overton para que la sociedad acepte lo inaceptable. Continuemos:

  • Cuarta Etapa: De lo sensato a lo popular.

En esta etapa se debe poner toda la maquinaría del poder al servicio del ideal que se pretende normalizar. En este punto los medios de comunicación locales, nacionales e internacionales, famosos que luchan por la causa y autoridades, hablan abiertamente de la pedosexualidad. La pedosexualidad se convierte entonces en un tema predilecto de la industria del entretenimiento. El fenómeno de la pedosexualidad se asoma por primera vez en los programas matutinos y cotidianos. De pronto se produce una valorización de personajes en la historia que fueron pedosexuales, sirviendo de modelos a la sociedad. En esta etapa el fenómeno de la pedosexualidad se vuelve imparable y multitudinario, vemos a muchos salir del closet, y a otros aplaudir su valentía. Además, para reforzar la imagen positiva de los pedosexuales, estos son presentados ante la opinión pública como víctimas de una sociedad represora, que les impide enamorarse y vivir el amor libremente y sin prejuicios.

  • Quinta Etapa: De lo popular a lo político – legal.

En este punto el ideal ya está al alcance de legalizarse. Y la arremetida definitiva consiste en presionar a la legislación para que este fenómeno sea legal. Los partidarios de la legalización de la pedosexualidad, incorporan grupos sociales a favor de esto, para que ejerzan presión por medio de protestas, marchas, plantones y etc… con el propósito de que puedan incorporarse en el poder político, creando encuetas con el fin de demostrar un alto porcentaje de los partidarios a favor de la pedosexualidad. De esta forma acaban estableciéndose en la conciencia colectiva nuevos dogmas o “axiomas” que se relacionan con la pedofilia:

“El amor es amor, no importa la edad ni el género.”

“El amor entre un adulto y un niño siempre ha existido.”

“Quienes se opongan a la pedosexualidad incurre en el delito de discriminación y pedofobia.”

En cinco sencillas etapas es que se logra establecer un paradigma ideológico en la sociedad, y esto lo hemos visto antes, en décadas pasadas. Cuando un paradigma ideológico se imponía en la sociedad también se generó polarización, confusión, indignación y todo lo que hoy vivimos. Sin embargo la sociedad de hoy es lo que es porque se adaptó a ese paradigma.

Para darnos cuenta de esto simplemente observemos la cultura que se está construyendo en la actualidad, observemos el arte, observemos el mensaje que trasmiten los artistas más populares, observemos las películas que nos vende el primer mundo. Observemos detalladamente y notaremos que el mundo está cambiando a un ritmo muy rápido y adaptándose a un nuevo sistema global.

Si hablo de un Nuevo orden mundial no es necesario que usted, el que lee esto, se asuste o piense que soy un conspiranico, pues cualquiera que tiene un conocimiento básico sobre la historia de las naciones sabrá que la idea de un único gobierno mundial siempre ha sido pretendida por los imperios más poderosos, ya que alcanzar esta propuesta librará de muchos dolores de cabeza a quienes nos gobiernan, y de esta manera ellos tendrían más control sobre nosotros (la población), sin embargo el problema ha sido ese, que en virtud de la libertad que hoy tenemos, y la prestigiosa oportunidad de cuestionar las cosas y del privilegio que tenemos todavía de decir que no a lo que no nos conviene, es la razón por la que aún no hay un Gobierno mundial.

A pesar de ello eso no significa que no se esté haciendo lo posible por lograr el Orden Mundial, solamente tiene que morir la generación que goza de esas libertades y debe nacer otra generación alienada por los medios de comunicación que en poder de estos grupos elites aplican paso a paso la técnica de la Ventana de Overton. Hoy día las personas pasan más tiempo enfrente del TV y en el internet, siendo un campo fértil para sembrar el nuevo paradigma mundial, y la pandemia nos ha obligado a estar en frente de los medios de comunicación, los cuales están en manos de aquellos que juega a ser dioses decidiendo el destino de la raza humana.

Esto sin dudas va a suceder, y es necesario que así sea. Eduardo L. Gullozo

Por: Eduardo L. Gullozo

publicidad

publicidad