publicidad

publicidad

La vida del concejal vallenato Ronald Castillejo: un verdadero milagro

Tras batallar durante tres meses en la Unidad de Cuidados Intensivos por Covid-19, el concejal de Valledupar Ronald Castillejo vuelve a recuperar su salud a pasos llenos de paciencia y esperanza. La vida de este funcionario de la corporación no ha sido fácil por la pérdida de su esposa hace más de un par de años y la de su madre el 22 de diciembre del presente año.

La vida de Castillejo tomó un vuelvo desde agosto, fecha en la que fue internado por padecer Covid-19 por el que permaneció luchando por más de cuatro meses, se encuentra conectado a un condensador respiratorio como secuela del virus y comparte la compañía de su pequeña de cinco años.

Le puede interesar  Calidad del servicio de energía en el Cesar fue tema de debate

El concejal se encuentra aferrado a su fe como cristiano, y con ganas de seguir luchando para volver a ejercer sus funciones políticas dentro del concejo de la ciudad. Después de tantos días de angustia, sufrimiento físico y emocional por parte de su familia, hoy cuentan con la dicha de estar en la sala de su casa en recuperación. Según el ciudadano, lo más difícil de la dura situación fue no poder compartir ni ver a su hija de cinco años.

Castillejo recibe terapias de lenguaje, físicas y respiratorias que le permitirán lograr una mejor recuperación. Espera estar pronto en pie, para volver a ejercer sus funciones en pro de la sociedad vallenata con la ayuda de Dios como expresó: “Cuando me recupere completamente volveré a ejercer mis funciones como concejal de Valledupar para seguir velando por las políticas y por un mejor futuro para la habitantes de esta ciudad”, dijo a un medio local.

Le puede interesar  Vigencias futuras para dos ambiciosos proyectos en la UPC

publicidad

publicidad