publicidad

publicidad

Las dos grandes mentiras con las que Edulfo Villar triunfó en las urnas

‘Bosconia progresa con seguridad’ llevó por nombre el plan de gobierno del alcalde Edulfo Villar Estrada en su época de candidato, documento con el que el mandatario le echó las dos mentiras más grandes de la historia a sus electores, porque hoy Bosconia ni es segura ni progresa.

En medio de infortunios y populismo se ha desenvuelto el alcalde de Bosconia, Edulfo Villar Estrada. El mandatario, quien manifestó hacer la diferencia hoy por hoy muestra un relicario de promesas incumplidas al pueblo que lo eligió, situación que como muchos de los mandatarios han querido excusarla en la pandemia que vive el mundo desde finales del año 2019.

Durante los dos primeros meses de este año, Semanario La Calle les mostrará el listado de alcaldes que prometieron y no han cumplido, pero sí fueron los principales jueces de los alcaldes salientes y hoy los están superando en negligencia y falta de gestión. El listado lo encabeza Edulfo Villar Estrada, alcalde de Bosconia, quien tiene el privilegio de abrir este especial, su ‘populismo’, su falta de gestión, de resultados y de gobierno lo tienen hoy ad-portas de integrar el listado de alcaldes del departamento con revocatoria de mandato, aunque contrario a los municipios de Valledupar y Aguachica, donde ya los procesos fueron inscritos, en Bosconia se cocina la intención de llevar al ‘Distinto’ nuevamente a las urnas.

¿Bosconia progresa con seguridad?

Durante el 2020 el municipio presentó diferentes hechos producto de la inseguridad.

En julio de 2019 el hoy alcalde de Bosconia, Edulfo Villar Estrada, inscribió su plan de gobierno como aspirante al primer cargo de ese municipio, llamado ‘Bosconia progresa con seguridad’, el hombre quien aprovechó el momento coyuntural que vivían los bosconenses a raíz de la ola de inseguridad, no tuvo mejor tema de bandera que la seguridad. Esta fue su principal promesa; sin embargo, no ha podido cumplirla.

“La inversión prioritaria de nuestro gobierno será la seguridad, porque de nada nos sirve tener el mejor celular, el mejor bolso, la mejor moto, la mejor ropa o la mejor vivienda, el mejor parque o calles pavimentadas si no podemos salir a disfrutarlo porque nuestra vida e integridad están en riesgo”, estas palabras eran parte del discurso que el alcalde Edulfo Villar Estrada manifestaba en su campaña, pero hoy el panorama no ha cambiado.

En su Plan de Desarrollo, el mandatario municipal contempla mano dura e inversión social contra la inseguridad como el aumento del pie de fuerza, tecnología y vehículos, pero la situación en el municipio ha sido tan contundente, que en el mes de octubre uno de los casos de hurtos más sonados en Bosconia le tocó a su mano derecha, es decir el corporado Danilo Ospino.

¿Y la corrupción?… Bien, gracias

Este es el registro de la contratación por mínima cuantía para el año 2020 en el municipio.

Un adagio popular dice “dime que tanto alardeas, y te diré qué careces” y al parecer, el ‘Distinto’ carecía de poder; así lo demuestra su insistente discurso en época de campaña, cuando calificó en diversas oportunidades de corrupto y poco competente a la administración del entonces alcalde Juan Enrique Aarón, gobierno del que paradójicamente hizo parte los primeros años.

Dentro de sus principales propuestas estaban reducir el número de contratistas de la administración, hoy fuentes internas dicen que los supera, además de hacer alarde que sería un mandatario transparente y de frente con la comunidad, palabras que quedan sin piso con la cifra que sus contradictores políticos publicaron hace unos días en redes sociales y que devela el aparente desangre financiero que Villar Estrada le habría hecho al municipio en su primer año de gobierno, a través de la contratación en modalidad de mínima cuantía.

Según el portal web de Consulta de Procesos SECOP 1 y 2 – Contratos y Licitaciones Públicas en Colombia, la administración ‘Las vías del progreso’ contrató un valor de 6.632 millones de pesos en modalidad de mínima cuantía. Cifra que para los conocedores del tema termina siendo exorbitante, y detrás de la cual, al parecer, hay un cartel de corrupción, toda vez que se hablan de 84 procesos, entre esos algunos de papel.

“En Bosconia no hay agua, cuando un pozo lo que cuesta son 500 millones de pesos, pero sí hubo más de 6 mil millones de pesos para contratar más de 80 mínimas”, dijo una fuente fidedigna a este medio de comunicación.

Semanario La Calle trató insistentemente de comunicarse con el alcalde Edulfo Villar a su número de teléfono 313-5713769 pero nunca respondió las llamadas, ni devolvió mensaje; sin embargo, le reiteramos que tiene las puertas abiertas en este medio de comunicación para que responda y tenga la posibilidad de dar a conocer su punto de vista.

publicidad

publicidad