publicidad

publicidad

LAS ESCASAS NOTICIAS POSITIVAS

Desde el primer momento en que el gobierno nacional decretó el distanciamiento social obligatorio originado por la pandemia del Covid-19, comenzó a inundarse de manera descomunal las redes sociales, los medios de comunicación, radio, televisión y la prensa escrita, de diversas noticias relacionadas con la situación mundial protagonizada por el poderoso virus, donde Colombia no escapó del desbordamiento de la información relacionada con el número de contagios y muertes minuto a minuto.

60 minutos de transmisión es un tiempo insuficiente para que un noticiero pueda informar de las noticias negativas que recopila el país durante 24 horas; los medios de comunicación, las redes sociales, comenzaron a divulgar cientos de noticias poco alentadoras de la realidad mundial, situación que ha afectado emocionalmente a gran parte de nuestra población. La ansiedad y la depresión generada principalmente por la incertidumbre y el miedo, comenzaron a apoderarse de los ciudadanos en cuarentena, dificultad que ha puesto en alto riesgo la salud física y mental de la población.

De la variada información que recibimos diariamente, y teniendo en cuenta la saturación de la misma, hay momentos en que ya no queremos escuchar nada que se encuentre relacionado con los contagios y muertes, tragedias, gobiernos corruptos, hambre, hurtos, homicidios, situación carcelaria, migraciones fronterizas, desempleo, entre otras; estas innumerables problemáticas describen detalladamente la radiografía actual del país, y aunque estemos al tanto de lo que sucede, nos afecta psicológicamente e irrumpe la tranquilidad de muchas familias. Ahora solo debemos tomar el control del escenario en que nos encontramos y prepararnos lentamente para convivir en medio de la incertidumbre y con la entereza de enfrentar cada situación o momentos críticos de la cotidianidad actual.

Investigando a fondo sobre la situación social en estos tiempos, he encontrado que recientemente, especialistas colombianos en psiquiatría, realizaron una serie de estudios, donde manifestaron que el 95% de la población en Colombia estaría sufriendo de un fenómeno que afecta a las personas, patología que se ha manifestado días después desde el inicio del confinamiento, y se origina principalmente por el encierro, produciendo la sensación de sentirse seguro solo dentro de la casa, denominado “el síndrome de la cabaña”, donde el individuo padece de temor por contagiarse, y con el  miedo de ser victima de actos criminales; sumado al cúmulo de noticias negativas, que a su vez generan una zozobra y pánico para salir al mundo exterior.

Una recomendación importante expuesta por expertos en la materia, precisan que para la población infantil, juvenil y adulta, es la de lograr mantener hábitos de vida saludables en alimentación y deporte, y la de evitar la sobreexposición a la información; pues son escasas las noticias positivas en esta época que puedan alegrarnos a lo largo de un día, y las negativas hasta el sueño nos quitan; anhelamos que en cualquier instante podamos salir y compartir gratos momentos, así como también leer, escuchar y observar reportajes informativos que solo traigan esperanza y tranquilidad para nuestras vidas.

“En momentos críticos, un ser resiliente es aquel que permanecerá fortalecido ante toda adversidad, generando valiosas oportunidades para enfrentar la vida”

 Por: Carlos Andrés Cotes Maya

publicidad

publicidad