publicidad

publicidad

Las IPS de papel a las que Dusakawi le gira millonarios recursos

Nuevamente la EPS Dusakawi es centro de controversia, en esta oportunidad se conoció que, en el municipio de Pueblo Bello, la muy cuestionada entidad de salud estaría girando millonarios recursos a tres Instituciones Prestadoras de Salud (IPS), las cuales tendrían sus puertas cerradas en medio de la emergencia que existe por el Covid-19.

Si existe una EPS en el departamento del Cesar que ha protagonizado escándalos por presuntos malos manejos de los recursos esa no es otra que la EPS Dusakawi, la cual nuevamente se ve en medio de señalamientos a raíz de los millonarios recursos que recibe del gobierno Nacional y que deben ser utilizados para la atención en salud de la población indígena que es su centro de atención, pero los cuales se le estarían girando a varias IPS que estarían cerradas durante la pandemia por el Covid-19 que golpea al país.

Para poner en contexto es preciso señalar que la EPS Dusakawi tiene cerca de 21 mil usuarios, todos son indígenas de diferentes etnias de los departamentos del Cesar y La Guajira, y por ser una entidad que trabaja con esta población, tienen cierta independencia para manejar los recursos que el gobierno Nacional le gira para garantizar la oportuna atención a sus afiliados.

La Calle conoció los montos que, durante el año pasado y lo que va de este 2020, ha recibido la EPS Dusakawi. El año pasado esta EPS recibió del gobierno Nacional algo más de 8 mil 500 millones de pesos (8.500.136.285 cifra exacta), y lo que lleva de este año, es decir de enero a mayo, el monto ya superó los 4 mil millones de pesos (4.044.001.827 cifra exacta), montos bastante significativos, de las cuales no se tiene completa certeza en qué se han invertido.

Pero el panorama para Dusakawi no podía ser mejor financieramente hablando, puesto que, a través de un comunicado, la Superintendencia Nacional de Salud informó recientemente que le suspendió la restricción de afiliación que tenía junto a otras 13 EPS en el país. ‘La Super’ con esta decisión busca que nadie se quede por fuera del sistema y pueda recibir atención durante la emergencia del Covid-19, y ello significa para Dusakawi que podrán afiliar más indígenas, y por ende recibir más recursos por parte del gobierno Nacional.

¿Qué hacen la plata?

Pese a que no existe claridad de cuánto es el monto que actualmente la EPS le está girando a las IPS con las que tiene contrato los servicios, La Calle conoció de una fuente de entero crédito que Dusakawi trabaja con tres IPS que se serían las que se estarían quedando con el grueso de los recursos sin que estuviesen trabajando el trabajo que les corresponde.

Dichas IPS son:  IPS Sierra Nevada, IPS Luz de Esperanza, y la IPS Wintukwa, con todas ellas sólo hace trabajo de prevención, puesto que los servicios de urgencias y hospitalización los contrata con el hospital de Pueblo Bello.

Lo curioso de la situación es que mientras los recursos para la salud están siendo objeto de vigilancia extrema por parte de los entes de control debido a la pandemia que ha generado el Covid-19, las puertas de dichas IPS han permanecido cerradas, pero sí estarían recibiendo mes a mes los recursos por el servicio por el cual fue contratado que es realizar prevención.

Otro dato revelador al que tuvo acceso este medio de comunicación es que a la IPS Wintukwa le ha girado cerca de mil millones de pesos solo este año, recursos que nada más deberían ser utilizados para prevención en salud.

La Calle contactó al gerente de la EPS Dusakawi para conocer su opinión frente a esta situación, pero no respondió a nuestros llamados, igualmente se le escribió a su número de WhatsApp, pero fue imposible obtener su respuesta.

Un pasado oscuro

Vale la pena recordar que, según las autoridades, un monto cercano a los 4 mil millones de pesos fue saqueados de la Empresa Prestadora de Salud Indígena Dusakawi, la información que sobre ello se conoce es que, una vez se les realizó una auditoria a los registros contables de la entidad, no se encontraron los soportes que demostraran la veracidad en la inversión de dichos recursos en la compra de suministros.

Estos son los recursos que ha recibido durante el 2019 y lo que va de este 2020 la EPS Dusakawi.

La cifra exacta del desfalco fue de $3.905.468.836 es el dinero que no pudo ser justificado en la contabilidad de Dusakawi, y que luego de una investigación a cargo del CTI de la Fiscalía dejó privados de la libertad a Enoc Clavijo Franco, exgerente de la empresa, y al contratista y representante legal de la firma Shaya, por los delitos de peculado en concurso homogéneo sucesivo y asociación para cometer un delito contra la administración pública.

De acuerdo con la imputación que hizo la Fiscalía en su momento, estas personas habrían desviado más de $3.900 millones de la salud para las comunidades arhuaca, wiwa, kogui, kankuama, yukpa y wayuu, a través de empresas fachadas, gastos exorbitantes y aumentando de manera irregular la población de usuarios.

publicidad

publicidad