Las Nubes en nuevas manos

Después de un proceso de 15 años, la Unidad de Restitución de Tierras logró devolver las 363 hectáreas con 155 metros cuadrados, que por algún tiempo le pertenecieron al fallecido cantautor Diomedes Díaz, a sus verdaderos dueños. Semanario La Calle fue el primer medio de comunicación que puso al descubierto que Las Nubes tenía un proceso de restitución de tierras.   

Con los brazos abiertos al cielo, doña Ena Mercedes Daza González, conocida popularmente como ‘La Mami’, una mujer de 68 años de edad, da gracias a Dios porque después de un largo proceso judicial y antes de que la muerte tocara a su puerta, pudo ver restituido el sueño de volver a la tierra en la que vivió por años junto a su familia, y de donde tuvo que salir, como lo hicieron cientos de familia en la región, a causa de la violencia y la época de terror que indujeron los grupos paramilitares que se paseaban por la zona como amos y señores.

Fue el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Cartagena el que ordenó la restitución del predio conocido como Las Nubes, ubicado en el corregimiento de Badillo, al norte de Valledupar. Decisión que beneficia a 18 familias. Sin embargo, todos son una sola estirpe, producto de nueve núcleos familiares que conforman a los González Hinojosa: María Mercedes, Aura Julia, Isabel Francisca, Esther Felicia, José, Richard Arturo, Joaquín José, Enrique e Isabel Felicia, la única que vive. Todos hijos de María Fernanda Hinojosa Arias, hermana de Beltrán Manuel Hinojosa Arias, el primer propietario del predio.

Noticia Relacionada
Todo listo para gran jornada de entrega de libreta militar en Valledupar

Sus sobrinos fueron los herederos de la finca porque él no tuvo hijos. Y ahora los nietos de su única hermana son los beneficiados del fallo que se dio a conocer hace pocos días, y que deja sin propiedad a quienes se pelean la herencia del ‘Cacique de la Junta’.

Después de la gran celebración que incluyó hasta voladores, la familia de ‘La Mami’ Daza asegura que recibieron esta noticia de la mano de Dios, porque en muchas ocasiones llegaron a pensar que perderían lo que les dejó su tío.

“Nos dio nostalgia, nos dio de todo al ver que volveríamos al lugar en el que muchos años vivimos de la siembra y cría de animales. Yo tenía la esperanza en Dios y en la justicia colombiana, porque tuvimos mucha ayuda de los que nos acogieron en todo este proceso por más de 15 años”, dijo Ena Mercedes Daza González.

Ahora los beneficiados con este proceso de restitución que inició en 2012, cuando Joaquín González Hinojosa, persistiendo en su reclamo de justicia y la devolución de la finca, registró la solicitud de restitución en el marco de la Ley de Víctimas. Como resultado, en 2014 la Unidad de Restitución de Tierras presentó una medida cautelar de protección al predio Las Nubes, es decir, que nadie era dueño hasta que la investigación de la Unidad arrojase resultados y aclaraciones sobre lo sucedido.

Noticia Relacionada
Codazzi ya tiene alcalde encargado

En ese momento, quien aparecía como dueña era Teodora Daza, esposa del mánager de Diomedes Díaz, pero los documentos y procesos que la convirtieron en dueña habían sido ilegales y empañados con la violencia del conflicto.

Por ahora y durante los dos años siguientes, los herederos del predio deben trabajar unidos y mantener el terreno y luego de este tiempo podrán tomar la decisión si se quedan con él o deciden venderlo.

“El Estado nos da beneficios para que trabajemos la tierra, por eso vamos a trabajar como familia. Yo quiero criar chivos, gallinas, cerdos, que era lo que hacíamos antes de que la violencia llegara a nuestras vidas”, dijo Ena Mercedes.

El Proceso

El predio de la Finca Las Nubes, en donde permanecía Diomedes cuando estaba por Valledupar, tiene una extensión de 363 hectáreas con 155 metros cuadrados y está registrado bajo la matrícula 190-23084 en la Oficina de Registro de Instrumentos Públicos de Valledupar.

Según la sentencia, este caso está relacionado con un despojo en 1998, cuando las Autodefensas Unidas de Colombia llegaron al corregimiento de Badillo y exigió a la familia el pago de una cuota anual, por valor de un millón de pesos, así como la utilización de un radio de comunicaciones en la finca.

Noticia Relacionada
Cuatro proyectos de viviendas gratis en el Cesar serán cedidos

Pero fue en marzo de 2004 cuando los paramilitares arribaron al predio Las Nubes amedrentando a la familia que tuvo que salir del lugar, para resguardar sus vidas. De allí el terreno pasó de mano en mano hasta llegar a Diomedes Díaz, quien finalmente hizo un contrato con la esposa de su mánager, Teodora Daza. Los documentos oficiales indican que Daza protocolizó la compraventa del predio por $84.000.000.

Este un proceso complicado para descifrarse, pasó por la Unidad de Restitución de Tierras seccional Cesar – La Guajira, después fue a Santander y finalmente terminó en Cartagena, donde los jueces especializados emitieron el fallo que deja sin argumentos los fundamentos de Teodora Daza, Nelson Escalona Orozco, Roberto Sierra Gutiérrez, Humberto Sierra Gutiérrez, Eduardo Ustariz Aramendiz, Bancolombia S.A., y Hugues Pimienta Morales, que se declaraban como dueños del terreno.

Antecedentes

Ena Daza celebró junto a su familia el regreso a Las Nubes.

Beltrán Manuel Hinojosa Arias, el primer dueño de Las Nubes y a quien el Estado le otorgó esas tierras en 1975, tras años de haber cultivado arroz en los que eran terrenos baldíos. Luego de su fallecimiento fue adjudicada en sucesión en el año 2002 a Nelson Escalona Martínez.

Tras la muerte de Escalona, la titularidad de la finca pasa a manos de sus familiares que en el 2003 le venden un porcentaje de la propiedad a Pedro Daza, y este a su vez, en el 2005, le vende a Diomedes Díaz Maestre, pero no aparecen registros en los documentos oficiales.