publicidad

publicidad

Las tres entidades que cerrarán el año en medio de una terrible crisis

El Hospital Rosario Pumarejo de López, el Instituto Departamental de Rehabilitación y Educación Especial del Cesar (Idreec), y el cuerpo de Bomberos de Valledupar son las entidades con la peor crisis social y financiera del Cesar, ¿qué les deparará el 2021?

¡Crisis eterna!, al parecer, así se mantendrán tres de las entidades más importantes del departamento. Todos con funciones diferentes, pero con un problema en común: la crisis social y financiera. Para nadie es un secreto que el Hospital Rosario Pumarejo, el Idreec y el Cuerpo de Bomberos de Valledupar, pareciera que no tuvieran dolientes; cosa que no ha sido suficiente y que los mantiene en el naufragio sin saber cuál será el verdadero rumbo en estos sectores de salud y emergencia.

Hospital Rosario Pumarejo de López

Hospital Rosario Pumarejo de López

Más de cinco protestas durante el año 2020, trabajadores sin 11 meses de salario, inconformidad e irregularidades contractuales, hallazgos expuestos por la Contraloría; así se quedó el centro asistencial. No hubo poder humano que permitiera visibilizar una ayuda notoria en pro del gremio de la salud y el hospital en general. La deuda interna de esta entidad de salud asciende a más de $80.000 millones de pesos. En septiembre, el gobierno del Cesar giró $3.280 millones por concepto de servicios a la población pobre no asegurada, pero este dinero no hizo la diferencia.

La situación actual del HRPL refleja la nefasta gestión administrativa en cabeza de la gerente Jaqueline Hernández, quien, según varios funcionarios internos del hospital, se mostró poco empática ante la crisis. Para colmo de males, fue condecorada como una de las mejores líderes de la región de este 2020.

¿Y el Idreec?

Idreec

Hasta la fecha a los funcionarios del centro de rehabilitación más importante del Cesar, les adeudan 25 meses de salario; de los cuales han cancelado sólo uno. Mientras tanto los trabajadores están hasta el cuello de deudas. Incluso, Semanario La Calle conoció la historia de un empleado del Idreec que llevaba más de treinta años ejerciendo su labor como mensajero de la entidad, pero la preocupación y el estrés por su situación económica fue tan fuerte que perdió su vida por causa de un infarto fulminante. Además, quien se encargaba del oficio de jardinería llamado cariñosamente por sus compañeros como ‘Encho’ tuvo que dejar su vivienda porque debía hasta ‘las pisadas’ y fue a parar a un lote del mismo Idreec con el resto de su familia. Allí le permitían estar sólo tres días.

La falta de recursos y de voluntad política mantienen en quiebra esta institución integral en salud y en esa están incluidos los más de 33 miembros que hasta el día de hoy, finalizando el 2020 no saben cómo han logrado mantener a sus familias.

Bomberos de Valledupar

Bomberos Valledupar

Sin combustible, sin representante legal, sin seguridad social, y sin salarios es la realidad del Cuerpo de bomberos de Valledupar. Los más de 15 miembros se vieron en la necesidad de protestar atravesando la maquinaria en varias calles, pidiendo alimentación y donaciones a la comunidad, entre otras cosas: “A punto de extinguirnos, vamos a ver qué pasa. La verdad no vemos solución por ningún lado. Esperemos fin de año para ver si nos desaparecemos o no”, dijo el sargento Ariel Mejía.

Después de varias protestas pacíficas, el pasado 14 de noviembre se buscó la primera salida a esta situación con el gobernador Luis Alberto Monsalvo, el propósito era llegar a un acuerdo en respuesta a las diferentes manifestaciones que vienen realizando desde noviembre pasado.

Los problemas de los bomberos se fundamentan en que los elementos que usan para atender las emergencias son muy escasos. En la actualidad, cuentan con 14 máquinas las cuales presentan diferentes problemas relacionados con la baja presión en las mangueras de agua, algunas no tienen sirena y no operan completamente por la falta de combustible.

¿Cuál será el futuro de estas tres entidades importantes en el departamento? ¿Habrá algún doliente gubernamental que emita una solución definitiva? Amanecerá y veremos dijo el ciego.

publicidad

publicidad