publicidad

publicidad

Latonería y pintura #12

El mundo de la farándula y la vida pública es cada vez más exigente y por ende los personajes que lo componen deben estar a la altura de las circunstancias. Esta nueva sección del Semanario La Calle denominada Latonería y Pintura mostrará los cambios extremos que se realizan buscando verse mejor, pero también cuando caen en sus ‘escachadas’.

En la farándula vallenata los cambios se ponen de moda por época, las separaciones y las salidas de acordeoneros de una agrupación y otra, cada día son más frecuentes, sin embargo hay uno que se mantiene parao en la raya, desde hace varios años, se trata del acordeonero de Iván Villazón, Saúl Lallemand, el hombre al parecer no le gusta cambiar mucho de conjunto, de los que si le gusta estar en el honda es en el cambio de look, en los últimos años ha ensayado diferentes peinados: alicer a tutiplén por épocas para que el pelo le quede lambido, rayitos de vez en cuando y hasta figuras en la cabeza al mejor estilo de futbolistas ha ensayado el acordeonero, pero no se casa con ninguno. ¡Cuidado con tanto químico Saúl no vaya a quedar calvo y después donde se va a echar ese poco de menjurje!


De cabo a rabo le cambió la vida al taekwondoga cesarense Óscar Muñoz después que ganó la medalla de bronce en los olímpicos de Londres en 2012, se fue cual modelo cuando le pagan el primer contrato, a latonearse, pues se fue a la ciudad de Barranquilla donde le hicieron una operación para reducir las orejas que lo acomplejaban, pero no solo eso, sino que desde entonces su look es totalmente diferente, ¿que se irá a hacer Óscar si vuelve a ganar medalla en los olímpicos de Río? ¡Amanecerá y veremos!


Un poquito acá y un poquito allá, así anda el concejal del partido Centro Democrático, José Amiro Araméndi de quien se dice que el relajo en el que anda en el concejo de Valledupar le ha permitido bajar unos kilitos, pues al parecer los tiempos de motociclista extremo lo tendrían con un desorden alimenticio y con una gordura pronunciada, ¡concejal con el respecto que se merece pero si la moto lo engorda déjese de eso, dedíquese a hacer control político que pa’ eso lo eligieron!

 

Deja una respuesta

publicidad

publicidad