publicidad

publicidad

publicidad

publicidad

Los 50 mil millones que Franco le dejó amarrados a Luis Alberto

El secretario de Agricultura en el departamento, Carlos Eduardo Campo, será quien tenga que dar explicaciones a los diputados del Cesar por los cuatro proyectos que suman una inversión de casi 50.000 millones de pesos, y que pretende dejar ‘amarrada’ la administración departamental cuando está a menos de un mes de culminar su periodo.

Una última jugadita quiso hacer el gobernador Francisco Ovalle Angarita antes de terminar su cuatrienio como mandatario de los cesarenses, al dejar adjudicados cuatro proyectos que serán ejecutados en un tiempo entre 36 meses y cuatro años. Es decir que obligatoriamente la administración de Luis Alberto Monsalvo tendrá que consumarlos pues Ovalle los dejó amarrados faltando poco para terminar su gobierno.

La denuncia se dio a conocer en la Asamblea Departamental del Cesar por el presidente de la corporación Jorge Barros Gnecco, quien dijo textualmente que dichos proyectos no aportan nada al departamento.

Los proyectos serán financiados por recursos del fondo de ciencia y tecnología y serán realizados a través de la sectorial de agricultura.

“Es lamentable como está el sector hoy y van a votar esos recursos cuando hay tantos campesinos necesitando los recursos”, dijo el corporado.

Insistió en que “pretenden hacer una inversión millonaria en proyectos muy débiles para el sector agropecuario, cuyo objetivo es explorar e investigar en esa área, cuando en los 25 municipios del Cesar hay tantas necesidades que atender”. Por ello solicitará acompañamiento de los entes de control como la Procuraduría, para investigar estas propuestas.

Los proyectos

El primer proyecto es la optimización del agua y uso eficiente del suelo para mejorar la producción agropecuaria en escenarios de vulnerabilidad agroclimática del departamento del Cesar, el cual tiene un tiempo de ejecución de 36 meses por un valor de 10 mil millones de pesos. Será ejecutado por la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (Agrosavia) en el municipio de Agustín Codazzi.El segundo proyecto tiene un valor de $12.400 millones relacionado con el desarrollo de un sistema integrado de manejo agronómico para el cultivo de palma como respuesta a los efectos de la variabilidad climática. Esto es para investigar el parásito de la palma africana en el Cesar, la pudrición del cogollo.

Será manejado bajo los componentes de selección genética, plagas y enfermedades, nutrición y riego; y transferencia de tecnología. Para ello tendrán un lapso de ejecución de 36 meses, y el contrato fue firmado en el mes de agosto de 2019.

Otro proyecto es tiene que ver con el desarrollo experimental para el mejoramiento de la competitividad del sector cafetero en el Cesar, en convenio con la Federación por un tiempo de 33 meses.

El cuarto y último proyecto es el desarrollo de una investigación aplicada para implementar el uso de conocimientos técnicos científicos, por parte de los ganaderos de los sistemas de producción bovina del departamento del Cesar. Esto involucra 570 hectáreas silvopastoriles, capacitaciones e investigaciones; para lo cual se invertirán 15.000 millones de pesos en cuatro años.

Los proyectos que dejaría ‘amarrados’ el gobernador Francisco Ovalle serían en el sector agricultor, relacionados con sistemas de riegos, cultivos de palma, entre otros.

De acuerdo a la preocupación de los corporados, es que en estos proyectos hay casi 50.000 millones de pesos que serán despilfarrados en el mes de diciembre cuando existe tanta necesidad en el Cesar. “Esto deja mucho que pensar en el proceder del gobierno departamental que está centrado en acelerar estos proyectos”.

Por su parte el diputado Eduardo santos Flórez dijo que es preocupante lo que ocurre en el gobierno departamental ya que esta “no es la forma de invertir los recursos en una comunidad insatisfecha como lo es el sector agropecuario, ganadero y palmero del Cesar”.

La defensa

Carlos Eduardo Campo

Carlos Eduardo Campo, secretario de Agricultura en el Cesar, manifestó que estos proyectos son de vital importancia para el sector agropecuario en el Cesar. Recalcó que el Cesar es el segundo departamento con mayor área sembrada de palma africana. “De las 100 mil hectáreas de palma africana, 78.000 están en plena producción en 18 de los 25 municipios. En esta actividad se destacan la zona norte representada por Valledupar, San Diego, Codazzi, Becerril y La Jagua de Ibirico; la zona noroccidente con Bosconia y Copey; el centro con Tamalameque y Curumaní; y sur con San Martín y San Alberto”, precisó.

Para él, el proyecto que tiene un valor de $12.400 millones relacionado con el desarrollo de un sistema integrado de manejo agronómico para el cultivo de palma como respuesta a los efectos de la variabilidad climática pesa muchísimo, ya que, entre este sector y el cafetero, se está hablando de más de 600 mil millones de pesos dentro de área agropecuaria del departamento. “Esta iniciativa permitirá trabajar para aminorar los efectos de la variabilidad climática que se está produciendo no solo en el Cesar, sino en el mundo afectando los cultivos de palma”, acotó.

Explicó el funcionario que, durante los tres años, el convenio tendrá un impacto favorable. Del total del monto invertido 10.000 millones de pesos se asignarán a través del Ministerio y el restante por Fedepalma.

 

 

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad