publicidad

publicidad

Los alcaldes fariseos del Cesar

El dinamismo de la política genera diferentes escenarios, entre ellos los compromisos por debajo de la mesa que adquieren quienes no pueden pechar las campañas y de quienes todos, se supone, saben con quién van a votar; sin embargo, aprovechando que deben estar tras bambalinas, hay alcaldes que empiezan a regar huevos en diferentes canastas. Del otro lado aparecen los que cuatro años atrás, cuando apenas eran candidatos a los cargos que hoy ocupan, recibieron respaldo de congresistas y hoy, cuando estos esperan retribución la puerca torció el rabo.

Siete alcaldes del Cesar hoy son blanco de criticas por su aparente participación en política, pero más allá del respaldo que estarían brindado en ciertas campañas, lo cuestionable es que no lo están haciendo con uno, sino con dos, tres y hasta cuatro candidatos, vendiendo las alcaldías de sus municipios como fortines políticos.

El primero de ellos es Carlos Mario Calderón, ‘Callo’, del municipio de San Diego, quien camaleónicamente ha querido moverse en diferentes campañas, porque según él, tiene a su disposición votos hasta para tirar al cielo. Cuatro años atrás cuando el mandatario apenas anunciaba que aspiraría a la alcaldía, recibió el respaldo del congresista Christian José Moreno, quien actualmente tiene en sus cuentas alegres la supuesta retribución del burgomaestre; sin embargo, se conoció que este se ha reunido con más de uno, por lo que su caudal político, que se supone es de 5 mil votos, estaría dividido.

Henry Chacón – Carlos Mario Calderón, ‘Callo’ – Leusman Guerra

Las campañas en las que Carlos Mario Calderón ha comprometido votos son: Christian José Moreno, a quien no pudo sacarle el cuerpo por completo, por otro lado cuando fue llamado por la casa departamental para que respaldara la aspiración de Eliécer Salazar, aceptó, esto para congraciarse con el gobierno Monsalvo, teniendo en cuenta que de ahí salen gran parte de recursos de inversión; pese a que al ‘amigo del Cesar’ la exalcaldesa Elvia Milena Sanjuán le está haciendo trabajo político en este municipio, la idea es que Moreno no supere a Salazar.

Y como si fuera poco, Calderón, no dudó en prometerle votos al congresista azul ‘Ape’ Cuello y al nuevo aspirante, Carlos Felipe Quintero.

En el escenario del Senado de la República, ‘Callo’ escogió cinco canastas, comprometiéndose a poner huevos en todas ellas, entre esas la de la línea departamental con José Alfredo Gnecco, José David Name, Alfredo Deluque, Juan Manuel Daza y Didier Lobo.

De las pocas alcaldías que tenía de su lado, el representante Christian José, estaba la de Curumaní, hoy la cúpula de Henry Chacón se desvió para Eliécer Salazar.

Otro que tiene la misma practica que Callo, es el alcalde de San Martín, Leusman Guerra, a pesar de que Christian José Moreno contaba con su respaldo incondicional, el mandatario lo dividió en tres canastas, principalmente el primero del partido de la Unidad Nacional, la segunda es la de la casa departamental, y por último a Sol María Liñán, aspirante de su misma colectividad, y quien al parecer es su línea principal.

El único mandatario que le quedó a Christian José Moreno fue Carlos Javier Toro, alcalde de Pailitas, y aunque sus intenciones de respaldarlo no han cambiado, se conoció que estaría dividiendo parte de la votación para la campaña del candidato del partido Conservador, Libardo Cruz Casado, siendo uno de los aspirantes del sur del Cesar, y quien es respaldado por varios alcaldes de este sector del departamento.

Los que no estaban con la casa

Francisco Meza Altamar – Robinson Manosalva – Edulfo Villar Estrada – Carlos Javier Toro 

El viejo adagio popular que dice hay quienes buscan el árbol que más sombra da se cumple con tres alcaldes del Cesar, el primero de ellos el de El Copey, Francisco Meza Altamar, era del grupo de Christian José Moreno, pero el dinamismo de la política lo llevó a respaldar la línea de los Gnecco. Hoy la administración está con José Alfredo Gnecco y Eliécer Salazar. Se conoció que el único apoyo que estaría brindándole a CJ sería el dejar en libertad a parte de su equipo político, en su intención de respaldar a Moreno.

Como uno de los alcaldes independientes y que no necesitaba respaldo de maquinaria política, entre muchas cosas más se vendió el alcalde de Aguachica, Robinson Manosalva, de hecho, cuatro años atrás no participó directamente en ninguna campaña, hoy hace parte del equipo Monsalvo Gnecco con la línea José Eliécer Salazar y José Alfredo Gnecco.

Otro que aterrizó con los candidatos de la casa departamental fue Edulfo Villar Estrada, hace cuatro años cuando hacia parte del grupo político del exalcalde Juan Enrique Aarón, lideró la campaña de Arturo Calderón y Didier Lobo. Hoy su administración y equipo respalda por completo a José Eliécer Salazar y José Alfredo Gnecco.

 

publicidad

publicidad