publicidad

publicidad

Los alcaldes que desangran sus municipios a través de las mínimas cuantías

Los contratos de mínima cuantía se han convertido en las cajas menores de varios alcaldes de los municipios del Cesar, quienes aprovechan esta modalidad de contratación para primero, pagar favores políticos, y segundo para mover los recursos a bolsillos que tienen nombre y apellido. aunque esta práctica es muy común en las diferentes administraciones, hoy se hará mención de tres puntualmente: Bosconia, San Martín y Pelaya.

Bosconia

Edulfo Villar Estrada, alcalde de Bosconia

El que lidera el grupo es Edulfo Villar Estrada, quien junto a su principal alfil el concejal Danilo Ospino estaría haciendo de las suyas con los recursos del municipio, al parecer, el seudónimo que le tenían cuando antes de ser alcalde se dedicaba a asesorar a administraciones en las contrataciones le cae al pelo y sigue siendo un ‘sastre’.

Para el primer año de su administración, según el portal web de consulta de procesos Secop 1 y 2 – contratos y licitaciones públicas en Colombia, el mandatario contrató un valor de 6.632 millones de pesos en modalidad de mínima cuantía. Cifra que para los conocedores del tema termina siendo exorbitante, toda vez que se hablan de 82 procesos, entre esos algunos de papel.

A medio año de este 2021, las mínimas de este municipio están a la orden del día, según se conoció a la fecha ya han contratado 26 para el 2021, para un total 108 contratos.

Lo cierto es que el hacer uso de manera tan recurrente tiene hoy a la administración municipal en la mira de los organismos de control, según conoció La Calle de manera exclusiva hay una de las IAS tras los pasos de Edulfo Villar Estrada, de lo que han salido unos presuntos hallazgos en tres contratos realizados en su primer año de gobierno; hacemos referencia al contrato 001, por 31 millones de pesos con Raúl Norberto Saavedra, el 014 de 2020 por 36 millones de pesos con Jorge Daniel Aguilar y el 006 de 2020 con Luz Marina Cardenes Cáceres; dentro de los que aparecieron diferentes irregularidades, como el  no lleno de requisitos, violación a principios de economía y eficiencia, entre otros.

cabe resaltar que estos no serían los únicos contratos que tendrían al alcalde en la mira de los organismos de control, toda vez que se debe mencionar el 042 de 2020, por el que el alcalde fue denunciado ante la Fiscalía y la Procuraduría tendrá por parte del contratista Marcel Ferley Leyton, representante legal de la empresa mundo frío, para que responda por la catajarria de irregulares que se llevaron a cabo en un proceso de licitación en el que participó y del que asegura le jugaron sucio para sacarlo del camino y entregarle el contrato a una fundación que sería de papel.

Pelaya

Alexander Quintero, alcalde de Pelaya

Otro de los municipios donde las fundaciones reinan para extraer los recursos de la administración es Pelaya, todo liderado, al parecer por la gestora social, Sandra Quintero Contreras, quien con uno de sus aliados estarían haciendo fiesta, por supuesto hacemos referencia a David Bravo, funcionario de la Oficina de Desarrollo Social, quien con la fundación que tiene su papá Ricardo Bravo, en el municipio de la Jagua estarían contratando sin problema alguno.

otra de las fundaciones con la que la administración de Pelaya la está haciendo boja es Fusadic, fundación para el desarrollo integral del campo y la seguridad alimentaria, a través de la cual ha contratado los eventos importantes del municipio, como las ferias y fiestas del maíz, la entrega de regalos en diciembre de 2020, contratos de cultura y deporte.

Según se conoció, Fudasic pertenece a Osma Varela, fue aspirante al concejo respaldando al alcalde Alexander Quintero, pero no le alcanzó; hoy es uno de los contratistas de las mínimas de este municipio. por supuesto esta situación desencadenaría que el alcalde sea denunciado, toda vez que se conoció que dicha fundación no contaba con la experiencia para realizar eventos como las fiestas patronales del municipio.

San Martín

Leusman Guerra, alcalde de San Martín

Pasando al sur del cesar aparece San Martín, con la administración de Leusman Guerra, quien sin hacer ruido por medio de la contratación de mínima cuantía logró ejecutar para su primer año de gobierno más de 40 contratos superando los 600 millones de pesos.  Según lo que arrojó el Sistema Electrónico de Contratación Pública (Secop) hay varios contratos que bien por su naturaleza o tienen un costo muy elevado o pudieron haberse realizado a través de la gobernación del Cesar, lo que le hubiera permitido al alcalde Leusman Guerra optimizar los recursos del municipio, más aún en el marco de la pandemia de covid-19; sin embargo, se conoció de una fuente que conoce al dedillo este tema, que las administraciones en su mayoría fraccionan los contratos con el fin de sacar más recursos.

Dentro de los contratos dados para este año aparecen unos que dejan entrever se dieron a dedo, en este caso puntual a Juan Manuel Quintero, con quien maneja una relación de compadrazgo. el primer contrato conocido fue el 005-2020 el cual tenía como objeto: “apoyo logístico a las diferentes actividades organizadas por los organismos de socorro para la mitigación y el control del covid-19 conforme al decreto 0041 del 18 de marzo, por medio del cual se declaró la urgencia manifiesta en el municipio de San Martín, Cesar”, el valor del mismo fue de 38 millones de pesos con un tiempo de ejecución de 16 días.

Posteriormente se hicieron otros procesos contractuales: “servicio de aspersión con amonio cuaternario en el municipio de San Martin, Cesar con la finalidad de contrarrestar la emergencia nacional generada por el covid-19 conforme al decreto 0041 del 18 de marzo por medio el cual se declaró la urgencia manifiesta en el municipio”, este contrato fue firmado con bajo la empresa Consultoría y Ejecución Técnica de Labores Agroindustriales y Obras Civiles S.A.S., del que Juan Manuel Quintero, también figura como representante legal, por un valor cercano a los 40 millones de pesos ($39543453 cifra exacta del valor del contrato), se firmó el 2 de abril para 11 días de ejecución.

Cabe resaltar que con la fundación ‘Dejando Huella’, tanto Guerra como Quintero habría realizado varios contratos en la administración del exalcalde Luis Dorian Quintero, la misma que desempolvaron para seguir contratando.

 

publicidad

publicidad