publicidad

publicidad

publicidad

publicidad

Los candidatos que esperan un milagro para ganar la alcaldía de Valledupar

Resta exactamente un mes para que se dé el debate regional que definirá el nombre del próximo alcalde de Valledupar, y en medio de este proceso varias encuestas se han realizado en las que dos nombres puntean, muy a pesar de que son siete los candidatos que sueñan con llegar hasta el palacio municipal. Los más opcionados son Ernesto Orozco Durán y Mello Castro González, el primero con más posibilidades que el resto.

Estos dos contendores cuentan con respaldos de alto turmequé, en el caso del ex director de la Caja de Compensación Familiar del Cesar (Comfacesar) Ernesto Orozco tiene el apoyo de los congresistas Alfredo Cuello, Eliécer Salazar, Cristian José Moreno y Didier Lobo, mientras que el Mello Castro cuenta con el del senador José Alfredo Gnecco Zuleta, el representante Eloy ‘Chichí’ Quintero, y los muy cuestionados exalcaldes Ava Carvajal y Ciro Pupo. Los dos van con la línea de Luis Alberto Monsalvo a la gobernación del Cesar.

Pero más allá de hablar de Ernesto Orozco, avalado por el movimiento ‘Por Ti Valledupar’ y coavalado por los partidos Conservador y Liberal, o del Mello Castro, avalado por el partido de la Unidad Nacional, se hará énfasis en los otros candidatos que, durante lo que va de campaña no han tenido relevancia en el debate, estos son: Jesús España, por Colombia Justa y Libre; Alaín Jiménez por el partido Polo Democrático- Colombia Humana y UP; y Evelio Daza por el partido Centro Democrático, de este último se rumora retiró su nombre para adherirse al candidato de la U, aunque esto no ha sido oficial.

No alzan cabeza

De costumbre agarró el candidato Evelio Daza el postular su nombre a la alcaldía de la ciudad para no salir con nada, en esta oportunidad se inscribió por el partido Centro Democrático y como en anteriores oportunidades su discurso está armado en contra de la corrupción. Sin embargo, Daza llega una vez más sin estructura ni propuestas, sino con una aparente intención de pescar en río revuelto. En los corrillos políticos se habla de una adhesión de su nombre a la estructura del Mello Castro, pero esto no ha sido oficial. Cabe resaltar que no es la primera vez que desmontaría una candidatura, toda vez que, en las elecciones del año 2015, también se inscribió como candidato para al final recogerse y aterrizar en la campaña del hoy alcalde Augusto Ramírez Uhía.

Otro que aparentemente se inscribió, pero por no dejar, es el pastor evangélico Jesús España, quien afirma tener el apoyo de los pastores que tienen iglesia en Valledupar, respaldo que no se siente puesto que en las encuestas no marca y hoy su futuro como candidato es incierto. Su línea política a la gobernación está con Kaleb Villalobos Brochel.

Esta es la segunda aspiración de España, la primera vez no alcanzó a llegar a la Cámara de Representantes en las elecciones del 2018 con el partido Asociación Colombiana Negra Huellas de Africanía en Paz.

Alaín Jiménez Fadul, es otro de los menos opcionados que no suma ni resta, su candidatura es una aparente campaña de papel de la que se desconoce hacia dónde va o a qué le apunta. Su propuesta es la denominada la de los sectores alternativos, con el aval de los partidos Polo Democrático, la UP y de la Colombia Humana.

Jiménez Fadul es médico de profesión, participó en el diseño de modelo de salud de la Bogotá Humana y gerenció la EPS del distrito durante 18 meses. Manejó en tres oportunidades el presupuesto de Valledupar

Cabe resaltar que, de los siete candidatos, de los únicos que se presume una posible alianza son Fredys Socarrás y Evelio Daza, quienes aterrizarían en alguna de las campañas que están arriba, mientras que de los otros tres aún no se sabe qué pasará. Este último mes será determinante, toda vez que los candidatos más fuertes siguen sumando y subiendo, mientras Ernesto Orozco lidera la intención de voto en la ciudad y se percibe como el candidato ganador, su contendor trabaja por alcanzarlo y darle la pela en las urnas el próximo 27 de octubre.

Sonó, pero no alcanzó

Pese a que no se inscribió como candidata, la exaspirante al primer cargo municipal Lina de Armas, armó nuevamente su alharaca para sonar en este debate, no obstante, al final no postuló su nombre. Intentó recoger firmas por el movimiento significativo ‘Transparentes’, esto a raíz de la falta de personería jurídica que había en la Colombia Humana, partido que respaldó a Alaín Jiménez.

De Armas se quedó en el proceso de preinscripción y después de desmontar su candidatura por no lograr recoger las firmas del movimiento significativo ‘Transparentes’ aseguró que no se uniría a ninguna campaña, pero llegó a los brazos del Mello Castro González, candidato del partido de la U.

Lina María de Armas, es bacterióloga con especialización en hematología y banco de sangre. Ya tuvo una experiencia en 2015 cuando aspiró a la Alcaldía de Valledupar y alcanzó solo 1.591 votos, representando los colores del Polo Democrático. Fue también concejal de Valledupar y hoy lidera el movimiento ‘Transparentes’.

 

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad