publicidad

publicidad

Los entes de control deben revisar el posible negocio en el manejo de las basuras de San Diego

Pasadas las elecciones del Congreso de la República empiezan nuevamente a llegar denuncias de las diferentes administraciones municipales; en este caso, lo que está pasando con el manejo de recursos de aseo y saneamiento básico en el municipio de san Diego, al norte del departamento del Cesar.

Es bastante delicada la situación porque estamos hablando de un servicio público que es la recolección de basura, recordando que esta misma situación se vive en Valledupar, pero lógicamente en otras dimensiones.

El antecedente es que a pesar de que San Diego cuenta con una empresa de servicio público, este servicio se tercerizó y cuando situaciones como estas se presentan terminan costándole más al pueblo que es en últimas el pagano de los que se están enriqueciendo.

Semanario La Calle se va dedicar a explorar minuciosamente esta problemática hasta que realmente aparezcan los responsables, porque no puede ser todo en detrimento del bolsillo de los contribuyentes mientras se enriquece a un segundo, tercero o a un principal que incluso podría ser el mismo el alcalde que fue escogido por el pueblo, pero que no nos consta sí aparentemente el señor está involucrado en este negocio.

Lo único de lo que sí podría tener certeza es que estamos detrás de un negocio que bien podría ser fraudulento, donde los únicos paganos son los habitantes de San Diego pues es una situación que va en contra de sus bolsillos, dado que las comunidades no tienen cómo pagar bien unos servicios públicos como para que en este pueblo que tiene tantas necesidades se quieran llevar el poco dinero que con tanto esfuerzo se trabaja.

publicidad

publicidad