publicidad

publicidad

Los escuderos del gobernador Luis Alberto Monsalvo

Jaime Luis Fuentes y Lorena Hernández además de compartir una relación sentimental, comparten el hecho haberse convertido en los escudos de los Gnecco ante las investigaciones que los entes de control les han abierto por irregularidades en sus administraciones. El primero fue sancionado por la Contraloría cuando se desempeñó como secretario General durante la administración de Franco Ovalle, dependencia que fue manejada por los Gnecco, y Hernández acaba de ser suspendida por la Procuraduría, del mismo cargo de Fuentes, por los contratos de los mercados durante la pandemia.

Ni el más acérrimo enemigo político del gobernador Luis Alberto Monsalvo se imaginaba que el mandatario tendría que atravesar un comienzo de gobierno tan tormentoso. Monsalvo arrancó su administración con la confianza que le imprimía haber arrasado en las urnas, más de 279 mil cesarenses decidieron darle nuevamente su voto de confianza.

Sin embargo, hoy dos de sus funcionarias están suspendidas luego de que la Procuraduría General de la Nación encontrara méritos suficientes para apartarlas del cargo por los presuntos sobrecostos en la contratación y ejecución de mercados para familias vulnerables en el marco de la emergencia sanitaria producida por el Covid-19.

La Procuraduría fue la que emitió la suspensión provisional por tres meses a la secretaria General, Lorena Hernández Dangond, y la jefa de la Oficina de Gestión del Riesgo y el Cambio Climático María José Páez Díaz.

Tras conocerse la decisión muchos cesarenses y dirigentes políticos criticaron el actuar de la Procuraduría aduciendo que siempre son los mandos medios los que terminan siendo los castigados.

Claudia Margarita Zuleta

“Las investigaciones apenas inician, y esperamos esta vez sí lleguen a los máximos responsables. Que no se siga repitiendo la historia de que quienes cumplen las órdenes, encubran a los que se benefician realmente del saqueo de los recursos públicos”, dijo al respecto la diputada Claudia Margarita Zuleta.

Y es que lo dicho por Zuleta parece ser el sentir que muchos, o por lo menos así quedó evidenciado a través de las redes sociales, donde uno sinnúmeros de cibernautas pedían que el mandatario departamental también debía ser objeto de sanción. Lo cierto es que esta no es la primera vez que funcionarios cercanos al gobernador es sancionado por las autoridades, situación que en cierto modo le ha permitido salir intacto de las investigaciones que ha afrontado.

Los peones del ‘Gober’

Como es ampliamente conocido, Franco Ovalle ganó la gobernación del Cesar gracias a la alianza que pudo establecer con el Clan Gnecco, el apoyo lógicamente se dio en medio de varios acuerdos burocráticos. En palabras más castizas, la gobernación se repartió y cada uno tuvo su parte.

Para el lado de los Gnecco se vino la secretaria General, la cual es una de las dependencias más importantes puesto que desde ella se canalizan la contratación de las otras secretarias. La secretaria General es una de las sectoriales claves al interior de la administración.

A ese cargo la familia Gnecco puso un hombre de su entera confianza, el elegido fue Jaime Luis Fuentes Pumarejo, quien venía de ocupar el mismo cargo en la primera administración de Luis Alberto Monsalvo.

Fuentes muy seguramente habría estado en el gabinete de este año 2020 a no ser porque fue sancionado, en segunda instancia, por la Contraloría General de la República en un fallo de responsabilidad fiscal por $1.723 millones por sobrecostos en el programa de alimentación escolar (PAE) y favorecimiento al consorcio contratista Alimentando un Cesar más Educado, y por esos hechos el hombre fue capturado por la Fiscalía General de la Nación en noviembre del año pasado, aunque posteriormente él, junto a otros dos funcionarios que también habían sido capturados, fueron dejados en libertad.

Tras la imposibilidad de nombrar a Fuentes, el espectro no se abrió mucho puesto que al cargo llegó la compañera sentimental del hombre que había sido sancionado, se trató de Lorena Hernández Dangond. Sin embargo, es conocido que quien estaba realmente al frente de la secretaria era Fuentes.

“Llegaba (antes de la pandemia) todos los días a la secretaría General, en donde tiene asignado un escritorio y constantemente imparte órdenes e instrucciones que son luego refrendadas por la titular de la cartera (Lorena Hernández). Jaime Luis ingresa al edificio de la gobernación antes que llegue Lorena y mantiene los privilegios de ingreso de funcionarios, aunque no lo es”, aseguró en uno de sus artículos Radio Guatapurí.

Hoy Lorena es la siguiente en caer entre los arfiles del gobernador, puesto que todos los contratos que se firmaron y que están siendo investigados llevan la rúbrica de ella, es prácticamente la crónica de una muerte anunciada, más aún cuando tenía al frente lo que le pasó con su compañero sentimental.

Ricardo Quintero Baute

“Teníamos razón cuando hicimos la denuncia x contratación de los mercados Lo importante es que la investigación continúa. Lorena Hernández, un fusible más en la Secretaría Gral. de la Gob. del @DptoDelCesar. ¿Valdrá la pena ser parte de un gobierno donde se asumen tantos riesgos?”, trinó al respecto el diputado Ricardo Quintero Baute, quien fue el primero en denunciar los sobrecostos en los contratos.

Las investigaciones todavía continúan, por lo que se espera que se dicten más medidas por parte de las autoridades.

publicidad

publicidad