publicidad

publicidad

Los intentos fallidos de ‘Luchito’ Peñaloza para librarse de la cárcel

Hace más de un año que el exalcalde de Codazzi, Luis Peñaloza Fuentes, fue capturado por los delitos de peculado por apropiación y concusión, esto en dos casos correspondientes a su administración como mandatario de este municipio en el periodo 2016 – 2019. En el primero y más avanzado, fue acusado por el contratista Otoniel Ariño Urbina de cobrarle coimas para que se le realizaran unos pagos correspondientes a la ejecución de la obra, y el segundo tendría que ver con unos aparentes sobrecostos en un contrato de entrega de kits escolares.

Lo cierto es que hoy ‘Luchito’ cumple con detención domiciliaria y pese a que su defensa busca librarlo de los cargos, el panorama para el exmandatario no es alentador.

¿Qué ha pasado?, ¿en qué terminará este lío judicial que tiene como protagonista al polémico exalcalde? La Calle conoció nuevos detalles, luego que a finales del 2020 el Juzgado Quinto Penal del Circuito con función de Conocimiento le negara la libertad que solicitó su defensa. Lo primero que hay que decir es que estos dos casos reposan en el Tribunal Superior de Valledupar – sala penal, y que solo hasta el pasado 12 de enero la rama judicial retomó labores, tras un receso de vacaciones en el mes de diciembre.

¿Por qué le negaron la libertad?

Según se conoció, la defensa hizo una solicitud de libertad por vencimientos de términos; Sin embargo, la revisión por parte del juzgado que lleva el caso determinó que los 240 días que establece la ley no se habían agotado, toda vez que en dicho proceso se han presentado dos fracasos de la defensa, los cuales no se cuentan, por lo que el juez determinó negar la solicitud de libertad. Por supuesto esta decisión fue apelada por el abogado de Luis Peñaloza, de la que se esperaba una decisión de segunda instancia la semana pasada, pero fue reprogramada.

Otro de los detalles que se conoció es que las pruebas presentadas por la defensa fueron negadas, porque no fueron descubiertas en el momento que debían hacerlo, es decir, cuando una persona va a un juicio, debe manifestar qué pruebas tiene para demostrar lo contrario a la situación por la que se le acusa, y en este caso La Calle conoció que el abogado de Peñaloza Fuentes no descubrió todo lo que presentaría como defensa al exmandatario, por lo que a la hora de sacar su as bajo la manga, recibieron como respuesta que dichas pruebas fueran objetadas.

Pese a que aún falta que se surtan etapas del proceso, fuentes que hacen parte de este, aseveran que hay muchas probabilidades que la Fiscalía demuestre la teoría del caso, pero la última palabra la tiene el juez.

Cabe resaltar que Luis Peñaloza Fuentes actualmente tiene detención domiciliaria por enfermedad pero de ser condenado, dicha medida sería revocada de manera inmediata. Si su condena llega a darse, este deberá cumplir con mínimo cinco años de cárcel, toda vez que la pena mínima por el delito de peculado es de 65 meses.

publicidad

publicidad