publicidad

publicidad

Los precios del gas van para arriba

La ciudad de Valledupar es conocida por contar con servicios públicos deficientes para sus habitantes, y las quejas frente a ciertas empresas no cesan, por el contrario, incrementan junto con el descontento de la gente.

Una de las que con su actuar llega a ser parte de la lista es la empresa Gases del Caribe, que, pese a no ser considerada una mala prestadora de servicios, durante los últimos meses ha sacado las espuelas con su alto costo en el servicio de gas; pero la pregunta en cuestión es ¿a qué se deben estos incrementos excesivos en la tarifa?

A diario los usuarios expresan su descontento, aseguran que el cambio ha sido drástico, ha sido un golpe para el sector comercio, en especial para los restaurantes, al ser este el servicio principal para la venta de comidas.

Tal es el caso de Ricardo Rey, usuario y propietario de una panadería ubicada en el barrio Los Cocos, afirma que, “abusando con lo que es la cuestión del precio porque nosotros en nuestra casa tenemos una panadería que lo que hacemos apuradamente son una o dos arrobas de pan y nos está llegando el recibo por 500.000 pesos que lo hacemos en pan no cubre los gastos, nos pusieron el gas como industrial, siendo que esto es una casa normal, yo pienso que es un abuso de parte de ellos porque esto no es una fabrica industrial, acá no se está haciendo nada en gran magnitud, una porción normal para el sostenimiento del hogar”.

Estos altos costos preocupan a los diferentes sectores de la ciudad y el departamento poniendo en tela de juicio si es rentable contar con un servicio que más que solucionar una necesidad ha sido un desgarre poco rentable para el bolsillo.

Claramente estos casos golpean más en los estratos 1, 2 y 3, pues los ingresos en estos hogares oscilan entre uno a máximo tres SMLV y se distribuyen en gran parte a los servicios o gastos generales de la familia, pero si estos ocupan más de un 20% de lo ganado por la familia inmediatamente esta forma a ser un servicio igualitario y se convierte en un lujo para los que pueden suplirlo.

Lo que se quiere conocer de aquí en adelante es, ¿Cuál será la solución por parte de Gases del Caribe?, ¿Qué medidas de acción va a tomar?, ¿Cómo le va a responder a los usuarios ya afectados por una problemática que a gran escala afecta a la mayor parte de la población?

Es momento de hacer un llamado a la acción por parte de la empresa realizando los correspondientes seguimientos que deberían estar realizándose consecutivamente luego de cierto periodo de tiempo y mirar desde que momento comenzó a existir este disparo de costos dentro de los diferentes estratos y sectores, pues 3 de 4 usuarios abogan el descontento con el servicio que de un tiempo para acá no hace sino aumentarles la tarifa desmesuradamente.

Es importante reconocer la gestión por parte de la empresa Gases del Caribe en tratar de llevar el servicio a las comunidades que carecían del gas, pero también se debe mencionar que en estas zonas no existe aún un personal encargado en los procesos de regulación y que tal vez la tarifa que para algunos se considera mínima para estas poblaciones puede significar un día de trabajo.

 

publicidad

publicidad