publicidad

publicidad

Los vallenatos no pueden permitir que se venda Emdupar

Emdupar, una empresa de servicios públicos que cualquiera diría que, para nosotros, los valduparenses no significan nada, o más bien para el actual alcalde, Emdupar pasa a ser la joya de la corona, cuando pretende venderla sin la consulta de nosotros los vallenatos.

Emdupar es una empresa que nadie la ha valorado como debería, porque es la empresa de menos costo de producción de agua potable en Colombia, una empresa que no necesita de energía para producir el agua, ni mucho menos para transportarla, pero que se ha vuelto el bastión político de todos los alcaldes para contratar gente, para pagar unos sueldos exorbitantes, y para colmo de males un sindicato que no ayuda y obviamente poco a poco la han venido quebrando.

Pero si me preguntaran a mí si la solución es vender Emdupar, yo me opondría, porque esa empresa de los vallenatos no tiene por qué pasar a un privado, no debería funcionar como una empresa privada ya que los primeros afectados seriamos aquellos que nos beneficiamos de ese servicio. Cabe destacar que la empresa no presta un buen servicio, porque a pesar que tenemos el agua gratis, que viene de la bendición del río Guatapurí y el agua se transporta por gravedad, no les hacen mantenimiento a las bombas, al acueducto, y así a muchas falencias, lo que cobran se lo gastan en sueldos.

Ahora la situación nos muestra que se necesita una reestructuración, y ok, digamos que sí, se necesita pensando en la empresa, pero venderla puede ser lo último que se le ocurra a un alcalde que tome la silla, ¿por qué no toman la gerencia realmente y reestructuran la empresa y la hacen funcional, la hacen productiva?, pero es más fácil pensar en venderla porque es un negocio, pero reestructurarla no es tan rentable para los bolsillos de quienes hoy la manejan.

Hay que abrir los ojos y sentarse con números, pero lo último que se puede permitir es que se venda Emdupar, esa es una empresa de todos, las empresas públicas hay que quererlas, cuidarlas y adicionalmente valorarlas; pero también hay que hacerlas productivas. Entonces uno puede tener un alcalde y también puede decir que se venda la alcaldía, y mañana se le ocurrió vender la secretaría de Indupal porque es inviable, entonces vamos a vender Emdupar porque según los estados financieros está quebrada, pero si realmente está quebrada es porque no ha llegado un alcalde que se ponga la camiseta, siente al sindicato y realmente reajuste y pongan los salarios que tienen que pagar.

publicidad

publicidad