publicidad

publicidad

Nosotros los jóvenes somo el presente y no el futuro del país

Por: Alfredo Quintero García

La sociedad colombiana ha sido víctima no solo del conflicto armado sino también de la corrupción, un problema que no solo es a nivel nacional, sino también de nuestro departamento y municipio, las administraciones se desbordan de incompetencia y las necesidades básicas no son satisfechas, el plan municipal y departamental de desarrollo parece ser un hermoso poema que es utilizado para enamorar a la comunidad y en especial a los jóvenes.

Han trascurrido mas de año y once meses desde que se posesionó el alcalde de Valledupar y no hemos visto ni una sola acción de ejecución del plan municipal de desarrollo, en este plan se plasmó para el cuatreño una inversión de 11.000 mil millones de pesos que están destinados para invertir en materia de juventudes, pero de esos recursos que se proyectaron para cuatro años solo se han invertido 150 millones de pesos para las juventudes, una inversión que sin duda alguna es paupérrima.

He aquí la importancia de mi llamado a los jóvenes vallenatos a que participen de las elecciones de los consejos municipales de juventudes, hoy tenemos la oportunidad de iniciar el proceso de transformación de nuestra ciudad, departamento y país.

Los Consejos Municipales de Juventudes fueron creados por la Ley 1622 del 2013 “estatus de ciudadanía juvenil”, norma que tiene como objetivo principal dar participación política a los jóvenes del país, para que hagan parte de la toma de decisiones municipales y departamentales en materia de juventudes. Es hora de que nosotros los jóvenes dejemos de ser la égida de la corrupción y le hagamos frente a este flagelo que tanto daño le hace a nuestro país.

Estamos a un voto de iniciar el cambio.

 

 

publicidad

publicidad