publicidad

publicidad

Oficina del Gestión del Riesgo Departamental salió del escritorio a los territorios

Para esta segunda temporada de lluvias en el departamento del Cesar, la Oficina del Gestión del Riesgo, que lidera Carlos Daza, en cabeza del gobernador Luis Alberto Monsalvo, han estado atentos a todos los eventos que se han presentado como vendavales, ejemplo de ello el que se registró en el municipio de Pelaya, donde cerca de 320 familias se vieron afectadas.
“Hicimos una gestión como oficina ante el Gobierno Nacional y pudimos dar atención a todas estas familias de Pelaya, igual en el municipio de Pueblo Bello, donde por las lluvias existían unos afectados. Hoy entre estos municipios se atendieron más de 500 familias”, explicó Daza.
Las ayudas humanitarias entregadas por el jefe de la Oficina de Riesgo y su equipo de trabajo, constan de tejas de zinc, colchonetas, hamacas y por supuesto mercados. “Queremos mostrar que la dinámica que tiene esta oficina es diferente, haciendo presencia en los territorios, no en el escritorio, y ese es el mensaje que queremos mandar”, indicó.
Vale la pena resaltar que en el municipio de González también se llegó con maquinaria para destapar varias vías que habían sufrido afectaciones por derrumbes.

publicidad

publicidad