publicidad

publicidad

Oñate se fue con el Señor

Tras un mes de lucha contra los quebrantos de salud que presentó, el maestro ‘el más fuerte’ partió a la eternidad, así lo confirma su creencia, su fe en Dios, esa en la que empezó a caminar desde el año 2015. En su trasegar cristiano anheló hacer música para Dios, pero no logró cumplir con lo que habría sido un compromiso con el Señor. En este especial le contamos la faceta poco conocida del ‘Ruiseñor del Cesar’, su paso al cristianismo.

“Aquí es donde estamos viviendo la verdad de la vida. Aquí no vale plata, ni poder, ni altos, ni bajitos, ni negros, ni blancos. Así que esta es la verdad de la vida, el único que va arreglar esto es Dios», estas fueron las últimas palabras que el maestro Jorge Oñate lanzó a través de una nota de voz, antes de ser ingresado a la Unidad de Cuidados Intensivos por problemas respiratorios, lo que demostró que este artista vallenato caminaba en fe.

Cercanos a la familia Oñate Zuleta cuentan que la señora Nancy, esposa del desaparecido artista Jorge Oñate González, es una mujer de oración y una fe viva, lo que le permitió contagiar a su amado esposo y lograr que por lo menos sus últimos años de vida compartieran la misma devoción. Además de su esposa se convirtió en su guía espiritual. Fue así como el ‘Jilguero de América’ vivió los últimos seis años de su vida con Dios, se entregó a la religión cristiana en donde se bautizó e inició un cambio.

Los jueves de cada semana se desconectaba por completo, toda vez que era el espacio que dedicaba para asistir a los cultos de la iglesia Jesucristo el hijo de Dios, en el municipio de La Paz, pastoreado por el líder de esta congregación, Francisco ‘Pacho’ Mindiola García, quien se refería al artista como “un hombre que profesa la Palabra”.

Según cuenta, José Eduardo ‘Mono’ Romero, quien fue su mánager general, desde que el maestro conoció de Dios su comportamiento cambió, algo que resulta complejo para un artista que canta para el mundo, por todo lo que se maneja alrededor de este contexto. “Fue un cambio drástico, algo que para un artista no es fácil, por todo lo que aquí se maneja. El maestro hace años no se tomaba un trago, ya no tenía comportamientos del mundo, siempre me hablaba de Dios, leía la biblia, nos daba un mensaje, era una persona muy entregada a  su fe” mencionó.

El capítulo que más le gustaba de la Biblia

Jilguero de América junto al pastor Francisco ‘Pacho’ Mindiola García, el día de su bautizo

Detalles conocidos de esta área del ‘Jilguero de América’ indican que para él la biblia era un libro sagrado y su línea directa con Dios, dentro del cual encontró su verso favorito representado en el Salmo 23.

Le quedó una deuda con Dios

Desde el año 2015, ‘El Jilguero de América’ caminaba con el Señor. En su trasegar cristiano anhelaba hacer música para
Dios, pero no logró cumplir con este compromiso

Como todo creyente, Oñate anhelaba ser portador de las buenas nuevas desde el talento y don que Dios le dio y a través del cual logró tener reconocimiento y una exitosa carrera por más de cinco décadas, por supuesto hacemos referencia a su faceta de cantante. Su deseo lo planificaba en un proyecto musical que representaría en un álbum cristiano de 10 canciones, para la que alcanzó a convocar a los acordeoneros Jesualdo Bolaños, Dagoberto ‘El Negrito’ Osorio y Gabriel ‘Chiche’ Maestre. De esto ‘El Ruiseñor del Cesar’ hablaba desde el año 2018, pero no logró materializarlo.

“Doy fe que ahora mi vida es diferente y de la mano de Dios todo es mejor. Estoy sacando adelante el proyecto de grabación de varias canciones cristianas que serán de gran bendición”, dijo el maestro Oñate en aquel momento.

A pesar que él venía con una producción musical de la cual quedaron cuatro temas grabados, ‘Mono’ Romero contó que antes de presentar quebrantos de salud, Oñate le manifestó su intención de detener este proyecto para dedicarse al álbum cristiano que tres años atrás le había prometido a Dios… “yo tengo una deuda pendiente con Dios”, le dijo, pero la vida no le alcanzó.

“En algún momento del año pasado él me alcanzó a decir que iba a parar la producción en la que veníamos trabajando, porque él tenía un compromiso con Dios, él quería hacer unas canciones cristianas vallenatas, que tenía varios temas que le habían enviado… pero hasta ahí. Quedó en el plan”, dijo Romero.

Quien además manifestó que él como su mánager, pensaba en el momento que el maestro se levantara de UCI, para insistirle en dicho proyecto. “Lo primero que le iba a decir cuando se levantara de la clínica era “maestro paremos esto, usted tiene un compromiso con Dios y él tiene un propósito con usted, usted le debe y vamos hacer las canciones cristianas”, contó ‘Mono’ Romero.

publicidad

publicidad