publicidad

publicidad

Otro chicharrón que le sale a la Morelli

Bastante normal se convirtió para algunos habitantes del centro de Valledupar ver agua por sus calles, se creía que era producto de la obra que se viene realizando para la remodelación de centro histórico; sin embargo, la situación no era tan sencilla como parecía y terminó develando el tramoyo de una de las obras que el Siva contrató TIEMPO ATRÁS y que le entregó a la ciudad como parte de su buena gestión y resultados. Hoy cuatro años después, sale a la luz lo que habría sido un robo a los recursos de la valduparenses y sin duda alguna un detrimento patrimonial.

Un vídeo que se hizo viral en redes sociales la semana pasada, en el que un hombre se sumergió en un pozo de agua ubicado en toda la calle 16 con carrera 12 en Valledupar, simulando que se encontraba en un jacuzzi, y de esa manera exigir que se parara el despilfarro del vital líquido, fue el detonante para que se conociera el nuevo chicharrón que le sale al Siva, en cabeza de su gerente Katrizza Morelli.

Y es que el origen de este nuevo chicharrón que le sale a la Morelli no es más que un error garrafal que hoy le puede costar a la ciudad miles de millones y tiene que ver con las filtraciones de agua que se están presentando en varios puntos, entre esos el sector mencionado, fue así que para conocer de dónde salían las aguas que están inundando las calles de la capital vallenata, se tuvo que romper de nuevo y ahí fue donde se supo que el problema es mas grande de lo que se creía.

Según se conoció, la no inversión de los recursos del proyecto de la Avenida Fundación, en el cambio de tubería hoy le pasa factura al Siva, confirmando una vez más que esta entidad es un cuento de paquito.

“La Avenida Fundación fue producto de una intervención por parte de unos contratistas del Siva que hace más o menos cuatro años. La obra consistía en la reposición total de pavimento que hoy día vemos y la instalación de nuevas redes húmedas tanto de acueducto como de alcantarillado; efectivamente se instalaron las nuevas redes húmedas y el pavimento también se puso nuevo, pero había una tubería con bastante antigüedad de 14 pulgadas, la cual no había sido sacada, es decir que se pavimentó y se reconstruyó nuevamente la avenida sin haber sacado de servicio esta tubería”, explicó el Jefe de Gestión Técnica de Emdupar, José Daniel Laíno.

La situación que termina afectando a la ciudad, y por supuesto a la empresa de servicios públicos, la cual desprenderá un posible proceso legal, toda vez, que como entidad prestadora de servicio no asumirán dicha responsabilidad, “Emdupar no puede asumir responsabilidades de una obra que no ejecutó; el responsable será el ejecutor, sus interventores y previsores”, aseveró.

¡No cumplirá!

Pese a que el problema de la filtración de aguas no responde directamente a las obras del centro histórico, sí develan lo que siempre ha caracterizado al Siva, retrasos, daños y mal versión de recursos, así lo confirman los diferentes problemas que presenta esta obra reflejados en huecos en cajillas de servicios públicos, levantamiento de adoquines, varillas asomadas en algunos tramos ya intervenidos, y el rebosamiento de aguas negras. Situación que semanas atrás fue enfrentado por los interventores de la obra, quienes manifestaron que esto obedecía a fallas por calidad y desgaste del material.

Es necesario recordar que, con la fecha de entrega, que según Katrizza Moreli sería el próximo 23 de julio, van siete veces que se escucha decir de su parte que “este año se hará realidad la materialización del SETP”, historia que viene contándole a los vallenatos desde el año 2014 y que a la fecha le ha quedado grande cumplir.

Cabe resaltar que el gobierno departamental afirmó que, finalizando este año, la ciudad contaría con un nuevo sistema de transporte reflejado en la compra de más de 140 buses climatizados. Según los planes, proyecciones o promesas dadas por la gerente, inicialmente se esperan adquirir 144 busetas climatizados, de los 180 que entrarían en funcionamiento en la primera fase del SETP, siendo la inversión superior a los 40.000 millones de pesos.

Por último, se hace necesario mencionar que desde que en el año 2012 se creó el Sistema Integrado de Transporte de Valledupar, la esperanza de los valduparenses de mejorar en el área de movilidad creció, para ese entonces venía adentrándose en la ciudad el mototaxismo, y se esperaba que sería por poco tiempo. Fue así como llegó Katrizza Morelli Aroca, quien se perfilaba como la funcionaria que partiría la historia de la ciudad en dos. Hoy 10 años después solo hay millonarios recursos despilfarrados y la misma cara que llena de mentiras a los vallenatos cuando estos preguntan ¿el sistema de transporte para cuándo?

publicidad

publicidad