publicidad

publicidad

Para la reactivación económica en Valledupar se necesita autoridad: Urón

Si según la biblia son diez las plagas de Egipto, en Valledupar son tres los males que la llevan al azote: inseguridad, desempleo y un pésimo transporte público; problemas palpitantes que están analizados al derecho y al revés, pero “lo que falta es autoridad de la administración y otras instituciones”, así lo dejó sentado José Luis Urón, presidente Ejecutivo de la Cámara de Comercio de Valledupar en entrevista con el director de La Calle, Jesús Vargas Oñate.

Tristemente la ciudad de Valledupar se ha destacado por presentar deficiencias en el servicio del transporte público, más de siete años en la espera de un Sistema Estratégico de Transporte Público (SETP) que ha comido plata como máquina tragamonedas, y como consecuencia, el mototaxismo crece. Ni hablar de la inseguridad que en los últimos meses ha generado más zozobra que el mismo Covid-19 y diariamente cobra víctimas; pero otro tema es la famosa reactivación económica y el desempleo frente al cual, al parecer, tampoco hay una solución.

“Los primeros tres meses de pandemia en el 2020 fue quiebra para más de 3.000 negocios, pero también se disparó la informalidad en un 60%, el desempleo aumentó un 20%, y 4.000 migrantes venezolanos llegaron hacer peso en la ciudad”, aseguró Urón en entrevista con La Calle.

Los alcaldes del Cesar le apuestan a una reactivación económica como ha sido la orden del Gobierno Nacional, pero realmente no conocen la realidad de sus territorios y las estrategias para lograrlo, manifiesta la Cámara de Comercio de Valledupar que se ha puesto al servicio de los mandatarios, pero muchos son los que se hacen los de oídos sordos ante la urgente necesidad económica de miles de familias cesarenses.

¿Cómo se reactivaría la economía en Valledupar?, según Urón

La reactivación económica no se puede hacer con los pobres y la Ley de emprendimiento no es suficiente, la plata la tiene que poner el estado en empresarios consolidados y emprendimientos seguros que generen empleo, discurso de José Luis Urón que suena con un tinte egoísta y que convertiría a los ricos más ricos y a los pobres más pobres. Asegurando que, con programas de créditos a microempresarios, entregados por los intermediarios financieros y Bancóldex no ayudarían a irrigar las finanzas del empresariado y la dura crisis por la pandemia.

Emprendimientos por redes sociales

La pandemia, así como fue tiempo de quiebra para muchos negocios, fue la proliferación de emprendimientos que funcionaban desde casas y redes sociales, según Urón “esta modalidad de empresa fue una burla al pago de impuesto desactivando el aparato productivo, y generando más vendedores informales”; cifras que al día de hoy son incalculables, pero fue la forma de trabajar y subsistir de muchas personas.

La apuesta del Mello por el empleo juvenil

“Voy a generar 10.000 empleos y a crear el Centro de Desarrollo Empresarial”, decía el alcalde Mello Castro en campaña, promesa que quizás no le podrá cumplir a los vallenatos; y el pasado 25 de agosto fue el lanzamiento de una nueva apuesta, el ‘Pacto por la Empleabilidad Juvenil’ donde anunció que 300 jóvenes de Valledupar tendrán trabajo en los tres últimos meses del 2021 y los empresarios recibirán el 50% del salario de cada uno de estos jóvenes, según el papel, sin embargo, estarían olvidando cortar el problema de raíz así lo asegura Urón quien en dicho evento le cantó la tabla al alcalde, “La reactivación económica no se hace por decreto, ni con buenas intenciones, se hace es con plata (…) Le echamos la culpa a la pandemia y en postpandemia van en aumento esos porcentajes de vergüenza, lo que falta es acción y autoridad».

publicidad

publicidad