publicidad

publicidad

Pelaya se mantiene obediente ante las adversidades

Semanario La Calle dialogó con el alcalde del municipio de Pelaya, Alexander Quintero, quien comentó las estrategias que se llevan a cabo desde la administración para enfrentar la contingencia por Covid-19 y los problemas en el sector salud y servicios públicos.

Pelaya es uno de los municipios más expuestos a la pandemia por Covid-19 por su ubicación en el Cesar. Hasta el momento no se han registrado casos relacionados con dicho virus; desde la administración, el alcalde Alexander Quintero han hecho entregas de mercados mientras los habitantes permanecen en sus casas: “Las medidas que hasta ahora se están tomando es que todas las personas estén resguardadas en sus hogares para evitar la propagación del virus. A parte de eso, el gobernador Luis Alberto Monsalvo nos ha apoyado con 1.800 mercados de los cuales se han entregado 800 a los corregimientos de Costilla y San Bernardo. En el día de ayer en el barrio El Minuto se entregaron 300 mercados más y de manera diaria lo vamos distribuyendo a las familias más vulnerables que en estos momentos no están recibiendo beneficios ni de familias en acción ni de la tercera edad”.

El mandatario aseguró que han hecho uso de recursos propios para seguir entregando más mercados a la comunidad y aclaró que el comportamiento de los pelayeros ha sido positivo durante el aislamiento obligatorio como decreto del Gobierno Nacional y Departamental: “Con recursos propios estamos haciendo un alistamiento de 1.000 mercados más para fortalecer la ayuda que nos llega a través de la gobernación. Pelaya a pesar de un municipio que está en alto riesgo por estar sobre la troncal, el comportamiento de la gente ha sido muy favorable. Hasta el momento no hemos tenido alteración de orden público, y la gente ha sido muy respetuosa en el momento de entregar las ayudas humanitarias. Se están acatando las medidas que hasta el momento el Gobierno Nacional y Departamental y Municipal ha tomado. De todas maneras, como estos días se están haciendo los pagos de tercera edad y familias en acción, eso ha hecho que la gente esté un poco fuera de su casa haciendo los cobros, pero hemos tomado medidas de pico y placa para minimizar lo mayor posible la aglomeración de la gente en la calle”, manifestó el mandatario.

La situación con el servicio de agua y el Hospital

Alexander Quintero comentó que, aunque se tienen inconvenientes con el servicio de agua en algunos corregimientos, se están solucionando con los funcionarios de las entidades de Servicios Públicos. Además, aclaró que el estado de endeudamiento del Hospital Francisco Canosa es difícil, pero están tomando medidas en la contingencia y haciendo entrega de dotación para el personal médico y habilitando espacios para el aislamiento de personas que lleguen a ser pacientes positivos para Covid-19.

“Tenemos algunas dificultades en el corregimiento de Costilla, pero hemos logrado subsanar la situación y aquí en el casco urbano de la mano con la gerente de servicios públicos para que las familias tienen el servicio suspendido lo tengan nuevamente recolectados. El Hospital Francisco Canosa se encuentra en una situación financiera muy difícil, pero en coordinación con el gerente del Hospital vamos adecuar unos sitios de aislamiento y se va a dar una dotación para que el Hospital Francisco Canosa tenga de manera preventiva, en caso de presentarse un caso sospechoso, tenga donde aislar ese paciente de Coronavirus”, explicó el mandatario.

Finalmente, Quintero habló de los comparendos que se han impuesto a la parte de la comunidad que no ha acatado los decretos. “Con la Policía Nacional se han impuesto algunos comparendos para que la gente acate las medidas. Esto no es un juego, a nivel nacional tenemos más de mil casos, personas que han fallecido a raíz de esta enfermedad. Siempre he dicho que Pelaya a pesar de que es un municipio expuesto por estar sobre la  troncal, es un municipio bendecido porque  no se han reportado casos pero no significa que no tengamos que acatar las medidas preventivas. Las recomendaciones es que estemos en casa, salir lo menos posible, estar en familia y afianzar esa relación con Dios, los hijos y nuestros padres”, concluyó.

 

publicidad

publicidad