publicidad

publicidad

Pese a altos costos, la tradición de las velitas sigue vigente

Cada 7 de diciembre, los habitantes de Valledupar viven la tradición del Día de Velitas, y este año no será la excepción. Luego de vivir momentos cargados de tristeza por las limitaciones que generó la pandemia, vuelven las reuniones familiares y el tradicional encendido de las velas, que aunque sus costos aumentaron en un 30%, la ilusión no se apaga para dar inicio a las fiestas decembrinas.

Desde el fin de semana, el área comercial de la capital del Cesar, luce abarrotada, mientras los vendedores informales ofrecen por doquier las coloridas velas, cuyos precios dependen del grosor y tamaño. Este año son las velas más costosas de la historia, ya que a nivel mundial existe una escasez de parafina que incrementó los precios.

Pero no solo se trata de la compra de este tradicional elemento navideño, los estrenos también son la prioridad para muchos padres de familia, quienes buscan mantener la ilusión en los niños como principal meta para este año que esperan vivir con mayor tranquilidad, ya que gran parte de la población por lo menos tiene aplicada una dosis de la vacuna contra el Covid-19 en el municipio de Valledupar.

Le puede interesar  Alcalde de Becerril da incentivos deportivos a jóvenes del municipio

La carrera séptima, los tradicionales callejones de Pedro Rizo, Galería Popular y las calles adyacentes, se muestran colapsadas ante la cantidad de personas que desde ya buscan los estrenos y todo lo relacionado con la Navidad.

Entre tanto, la escasez de parafina aumentó el precio; Luis Ernesto Ocampo, vendedor, dijo que los vallenatos siguen afianzando la tradición del 7 de diciembre y por eso no dudó salir en su carreta a vender las velitas. “Las llevo de todos los precios, entre $4.000, $5.000 y $7.000, además de los faroles individuales o en juegos de seis en distintas decoraciones por 10.000 pesos”.

En Valledupar el pasado 1 de diciembre, se registró el primer caso de quemadura con pólvora, siendo el afectado un joven de 22 años residente de la zona rural de la capital del Cesar. Presentó una quemadura de tercer grado en su mano izquierda.

Le puede interesar  Mujer de 72 años se quita la vida en el barrio San Joaquín

El Instituto Nacional de Salud (INS) definió este año iniciar la vigilancia intensificada desde el 1 de diciembre de 2021 hasta el 15 de enero del 2022. Lo anterior teniendo en cuenta que los días históricamente críticos, en los que más se presentan lesionados por pólvora, son el 8 y 31 de diciembre y el 1 de enero.

Comparte esto:

publicidad

publicidad