publicidad

publicidad

Por corrupción y abusos de autoridad judicializan a inspector de Policía de Valledupar

Juez con funciones de control de garantías, impuso medida restrictiva de la libertad este 6 de septiembre a Raúl Alberto Castro Peña, cómo presunto responsable del delito de concusión a título de dolo en calidad de autor, en concurso homogéneo y sucesivo cuando fungía como Inspector de Policía. 

Según la investigación liderada por el ente acusador, Castro Peña habría incurrido varias veces en actos de corrupción valiéndose de su cargo como inspector de Policía Urbano de Valledupar (Cesar). Semanario La Calle hizo pública denuncias en contra de este funcionario frente a la corrupción que se estaba dando el Inspección de Policía de la cuarta.

El 21 de noviembre, La Calle publicó las diez investigaciones disciplinarias en la Oficina de Control Interno de la alcaldía de Valledupar. “Castro Peña, al parecer, está en líos desde que el alcalde Luis Fabián Fernández lo puso a trabajar como empleado de planta de la alcaldía, debido a que en los expedientes existen procesos que le abrieron en el 2013, pero que venían de años anteriores. En la lista aparecen uno del 2013 con número de proceso 040, tres del 2014, con los números 021, 041, 031, mientras que del 2015 registran el 068, 042, y el 026, pero no son los únicos, pues este año al parecer el hombre también ha estado envuelto en líos, en los expediente registran los procesos con números 156, 023, 024”.

Las denuncias y abusos que llegaron a La Calle desde el año 2016

Pero mientras en los expedientes de Control Interno y Disciplinario de la alcaldía tienen un folio completo en contra de este personaje ‘durmiendo el sueño de los justos’, varios de los afectados han salido a divulgar que han sido víctima de los atropellos del inspector.

Con el recibido de la  queja en la mano que instauró  en la Procuraduría, secretaría de Gobierno municipal y control interno y disciplinario, Jorge Hernán Mejía Vázquez, afirma que el señor Raúl Castro llegó hasta uno de los locales comerciales que tenían  en arriendo en el Centro Comercial Loperena donde tenía arrendado a una persona y rompiendo las vitrinas se llevó unos artículos que el dueño de los locales le tenía retenido al inquilino por el nulo pago de una deuda de arrendamiento.

“El señor Raúl Castro llegó hasta las instalaciones del local y rompió una vitrina y le entregó los artículos al inquilino que tenía una deuda conmigo, él fue en estado de embriaguez  y en compañía de un policía, quien  le decía al inspector (Raúl Castro) que él no podía hacer eso porque no tenía una orden de secuestro o de embargo, sin embargo él con voz alta decía que él era la autoridad”, explicó Jorge Hernán Mejía.

Pero ese no es el único caso que pone en tela de juicio la labor  realizada por este inspector, pues  el hombre al parecer se habría quedado con el dinero de María Lucia Pérez Bermúdez, la mujer acudió hasta las inspección para conciliar  con una persona que le adeudaba un dinero,  quien sirvió como inspector para ese caso fue Raúl Castro, según la denuncia  que instauró la mujer en la Fiscalía por el delito de hurto agravado y amenazas, da cuenta de que el dinero le fue entregado al inspector para que le lo entregara a María Lucia Pérez, sin embargo hasta la fecha Castro Peña no ha desembolsado el dinero.

Le llegó su hora

Tras las labores investigativas adelantadas, como entrevistas, inspección a lugares de los hechos, identificación e individualización, búsqueda selectiva en bases de datos, entre otras, se logró  evidenciar los presuntos actos de corrupción del funcionario.

Según la investigación el imputado habría exigido cuantiosas sumas de dinero, a cambio de abstenerse de aplicar los procedimientos y sanciones en casos relacionados con la violación de las medidas sanitarias contra el Covid 19.

Lo anterior, debido a las construcciones de obras civiles sin los permisos respectivos y los desalojos de personas.

publicidad

publicidad