publicidad

publicidad

QUE EL PUEBLO NO PAGUE LA NOVATADA DE LOS CONCEJALES

Ensañados hemos visto en estos dos primeros meses a los concejales de Valledupar, con el retrovisor prendido, husmeando todo lo relacionado con la administración pasada, desde el reyezuelo como le dicen al presidente de esa corporación Luis Fernando Quintero, como a sus compinches, quienes planean los debates a realizar en el frondoso kiosco del papá, dicho de paso senador del departamento del Cesar y quien le habla al oído al alcalde de esta ciudad que cuenta con la coalición en el Concejo. Las críticas no han parado de llover y no es para menos, los problemas que deben interesarle a los actuales concejales son lo de la actual vigencia administrativa y no lo que hizo o no el alcalde saliente. Debates como la obra adelantada en el centro histórico que está en marcha y no está paralizada, y discusiones como si quitan o no los emblemas de los gobiernos de las entidades públicas, y una serie de bobadas que en nada contribuyen al desarrollo del municipio.

Mientras la ciudad de Valledupar se sumerge en un caos  por cuenta de los problemas de movilidad, el colapso por el desaforo de motos, la inseguridad que está a la orden del día, y una ingobernabilidad que se divisa a kilómetros, los concejales de Valledupar hacen el papel del expresidente Álvaro Uribe cuando le estalla un escándalo, lanzar una cortina de humo para tratar de tapar el desatino del actual gobierno con decisiones desacertadas que vienen afectando el normal desarrollo de la ciudad. Los concejales de Valledupar fueron elegidos para coadministrar, el pueblo vallenato no eligió un comité de aplausos para que le celebren todas las embarradas al actual mandatario, y es donde surge la pregunta, ¿qué debates harán los concejales cuando terminen de mirar el retrovisor si están arrodillados a la actual administración?

Los concejales que hacen parte de la nueva generación, y que se llenan la boca diciendo que es un Concejo renovado, demuestren con hechos no con palabras, y si sin ser concejal yo les puedo abrir el itinerario para que de verdad promuevan debates que tengan que ver con la dignificación de los que votaron por ustedes. Temas los que ustedes quieran, no hay agua en Valledupar, ¿qué está pasando con Empupar?, o ¿es culpa de la administración anterior?, problemática con los taxistas por la ilegalidad debido a las medidas del actual alcalde, la inseguridad que está acabando con nuestra sociedad, y en fin una serie de anomalías que se vienen presentando en la ciudad pero que ante los ojos de los 12 concejales que están arrodillados al alcalde no está pasando nada.

Los líos del reyezuelo y sus once secuaces

Es tanta la decidía de los concejales con temas que afecten la actual administración que se han hecho los de la vista gorda con la designación de un Personero encargado después de la renuncia del derrochador Alfonso Campo Martínez, a la fecha la Personería de Valledupar, que es la que les hace seguimiento a los funcionarios de la alcaldía, está acéfala.

Al parecer, al igual que hace cuatro años, 12 concejales estarían inmersos en líos disciplinarios por la elección de la actual contralora municipal, quien no aparecía en la lista de elegibles y por obra y gracia fue elegida para el cargo.

Y la actuación más grave, y quizás la que le podría cobrar la cabeza a más de un concejal si se llega a encontrar una irregularidad, tiene que ver con la elección de la secretaria general Mairy Hernández Guzmán, a quien su periodo en el cargo terminó el 31 de diciembre junto con el de los concejales anteriores, no obstante el actual presidente la designó nuevamente en el cargo, siendo este otorgado por concurso, lo que aducen los concejales es que la mujer fue ratificada en el cargo por estar en estado de embarazo, no obstante la Ley 136 es clara en decir que estos funcionarios están en lo cargos por términos fijos no prorrogables, por ello la secretaría estaría en el cargo de forma ilegal, lo que estaría generando un vicio en todos los actos administrativos de la corporación por ser  la mujer parte de la mesa directiva de esta.

publicidad

publicidad