publicidad

publicidad

¿Quién responde por la seguridad de los vallenatos?, ¿el alcalde o el Comandante?

Hasta el cuello tuvo que llegarle el agua al alcalde de Valledupar, Mello Castro González, para que se pronunciara con respecto al tema de inseguridad que tanto aqueja a la comunidad vallenata. Los hechos delincuenciales en diferentes modalidades están a la orden del día en la ciudad y nadie dice o hace nada; al punto, que pareciera que quienes les deben a los delincuentes son los valduparenses.

Rompe vidrios, atracos a mano armada, hurto de automóviles, hacen parte de las diversas modalidades delincuenciales que azotan a la población vallenata, donde cada día las cifras van en aumento. Frente a esta situación, el alcalde de la ciudad, Mello Castro, salió a dar la cara y en su intento de salvar la parte de responsabilidad que le toca, no vio otra salida que arremeter contra el comandante de la Policía, Douglas Restrepo, quien desde su llegada tampoco ha hecho nada.

En una intervención pública, a la que fueron invitados los medios de comunicación, el alcalde afirmó que, si no ven resultados tempranos que contrarresten lo que hoy vive la ciudad en materia de seguridad, pedirá la cabeza el comandante de policía, Cesar, Douglas Restrepo. “Quiero hacer una exigencia publica a la Policía… exigimos resultados inmediatos, necesitamos que la fuerza pública garantice la seguridad. Al señor coronel de la Policía, le hemos dado todas las herramientas, pero ya es hora de que actúen, yo no puedo ser alcalde y policía al mismo tiempo, necesitamos que hagan su trabajo y que cumpla con lo que hemos venido pidiendo porque lo que están haciendo no es suficiente y sino necesitamos que el coronel se aparte del cargo”, afirmó el alcalde de Valledupar, Mello Castro González.

Lo cierto es que pese a la millonaria inversión que el mandatario afirma se ha dado para fortalecer la fuerza pública, los uniformados que se ven en las calles son los de tránsito, que sin duda alguna diariamente cumplen con su trabajo, situación que termina siendo paradójica, porque mientras los policías de orden pública y seguridad escasean, los de tránsito sobran.

El problema está identificado

Si bien es cierto la inseguridad que hoy azota a Valledupar es impactada por la falta de oportunidades educativas y laborales, hay un talón de Aquiles en todo este meollo, y es la carencia de fuerza pública; según se conoció, los controles de vigilancia se hace de a 17 barrios por dos policías, situación que no es desconocida por la administración; sin embargo, solo hasta ahora se atreve a anunciar públicamente, y es básicamente porque hoy los vallenatos son víctimas diarias de hechos delincuenciales en la ciudad.

“Siempre hemos concluido que necesitamos mayor presencia de la fuerza pública en las calles, en los barrios, en las distintas comunas de la ciudad, y esto lo hemos venido manifestando desde los consejos de seguridad, incluso desde reuniones muy privadas con el comandante de la Policía”, dijo la primera autoridad de la ciudad.

Quien además manifestó que la administración municipal con el respaldo del gobierno departamental y nacional han invertido en la mejora de movilidad de la fuerza pública en la ciudad, pero pese a esto no hay resultados. “Lastimosamente hoy no vemos ni las motos nuevas, ni las viejas”, afirmó Castro González.

Según dijo, la administración pública ha invertido cerca de 6.000 millones de pesos, es decir, ellos han entregado movilidad y tecnología, pero la policía no responde.

Todos quieren pechar

Al parecer, el alcalde de la ciudad va a hacer todo lo que esté a su alcance para limpiar su imagen y tal como hizo con los Juegos Bolivarianos, lavarse las manos.

El tema ha generado tanta controversia, que el alcalde no tuvo más remedio que al otro día agarrar para Bogotá a reunirse con el ministro de Defensa, Diego Molano, en búsqueda de soluciones, lo curioso del caso es que mientras el mandatario estaba en la capital de país, el presidente Iván Duque era entrevistado en la emisora Radio Guatapurí, en donde manifestó palabras más, palabras menos, que los cambios en la fuerza pública no se dan para mejorarle la imagen a ningún funcionario público.

De dicho encuentro se acordó la realización de un consejo de seguridad esta semana en Valledupar, en el que supuestamente hará presencia el jefe de la cartera de defensa del país. “Nos reunimos con el Ministro de Defensa Diego Molano, al que le exigimos apoyo en la ciudad de Valledupar y el departamento del Cesar; acordamos tener un consejo de seguridad en compañía de la cúpula de la fuerza pública”, afirmó, Juan Manuel Daza, Representante a la Cámara.

El Tránsito

Lo cierto es que mientras la inseguridad se convirtió en el tema más latente para los vallenatos, desde el pasado 18 de junio la Policía Nacional seccional de Tránsito y Transporte de Valledupar empezó a regular y ejercer control por medio de comparendos e inmovilizaciones para supuestamente ‘mejorar y garantizar la movilidad’.

Por supuesto antes de poner en marcha dicho plan, se realizó un proceso de pedagogía desde el 27 de mayo hasta el 13 de junio del año en curso, donde supuestamente fueron sensibilizados alrededor de 8.970 actores viales entre estos: 5.420 motociclistas, 367 peatones, 214 ciclistas, 1.513 conductores de servicio público y 1.456 conductores de servicio particular.

Los casos más recientes

Cabe resaltar que la inseguridad en Valledupar como en el resto del país es un tema que tiene muchos antecedentes, sin embargo, desde hace algunas semanas colapsó a los vallenatos, al punto que ya ni siquiera en los restaurantes se puede estar tranquilo. Cada día se conoce un caso nuevo de hurto en modalidades de robos a mano armada, violación a vehículos, suplantación, entre otros.

publicidad

publicidad