publicidad

publicidad

Raponazo a los recursos del Cesar

De acuerdo al análisis efectuado por el economista y especialista en Finanzas Públicas, Edward Torres Ruidiaz, el Cesar habría perdido $6.240 millones de recursos del Sistema General de Participación (SGP-048). Al parecer, el Gobierno Nacional le quitó cerca $202 mil millones a municipios pobres del país, pero lo más insólito del caso es que esa plata se fue para aquellas zonas consideradas con mayor riqueza.

En febrero de 2020, el gobernó Nacional a través del documento SGP-042 asignó a las alcaldías del Cesar y a la gobernación del departamento un presupuesto de $116 mil millones de pesos que se distribuían en las bolsas relacionadas con el cubrimiento de las Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI).

A pesar de ello, en el mes de julio de 2020 el gobierno expidió un nuevo documento de distribución SGP-048 en el que asignó $110 millones al departamento, lo que indica que el Cesar recibió $6.240 millones menos en relación a lo que a comienzo de año había indicado el gobierno del presidente Iván Duque.

“En promedio las bolsas afectadas por pobreza vienen siendo el 10% de lo que recibe un municipio. Es importante porque las bolsas más grandes que equivalen a más del 70% de distribución son las de educación y salud. No sólo se afectan una gran cantidad de recursos sino la mayor parte de los recursos líquidos que son los de propósito general”, dijo el economista Torres Ruidiaz.

El experto e investigador del tema, aseguró que esta situación fue anunciada por el gobierno Nacional, pero pasó inadvertida.

“En abril pasado advertimos que un anunciado ajuste del documento de distribución de transferencias SGP-042 por parte del gobierno Nacional despojaría de aproximadamente $247 mil millones a las alcaldías y gobernaciones más pobres en favor de entidades menos pobres o ricas. Lastimosamente no fue atendida y el pasado mes de julio el documento SGP-048 hizo realidad esa advertencia, con una pérdida inicial para los municipios y gobernaciones más pobres de $202 mil millones, en los criterios de SGP de pobreza y población. Examinamos los cambios en la distribución de las transferencias a alcaldías y gobernaciones, entre los documentos de distribución SGP-042 de febrero de 2020, que aplicó criterios de pobreza NBI y población del nuevo censo 2018, y el documento SGP-048 de julio de 2020 que no las aplicó”, sostuvo el experto.

Según Torres, él se tomó el tiempo de informar a algunos gobernantes, pero hicieron caso omiso a estas advertencias que cifraban una pérdida económica grande para los municipios pobres de la región: “Hice una advertencia a varios gobernantes, dentro de ellos a los del Cesar, Córdoba, y La Guajira, para tratar de frenar el decreto que se venía, pero no recibí respuesta de ninguno de esas alcaldías y gobernaciones. No prestaron atención y se les vino la pérdida de recursos que para el Cesar suma más de seis mil millones de pesos”.

Los resultados de un nuevo censo

En el nuevo censo registrado en 2018, se manifestaron nuevas cifras de pobreza relacionadas con las NBI con las que se distribuyeron los recursos del SGP a las alcaldías y gobernaciones. Sin embargo, el aumento de la pobreza relativa fue notable y se supone que estos territorios recibirían mayor cantidad de recursos, dentro de estos departamentos se encuentra el Cesar, pero la realidad del gobierno Nacional fue otra.

“El documento SGP 042 de febrero de 2020 aplicó estas nuevas cifras de pobreza y población del censo 2018 y, efectivamente, a las alcaldías y gobernación del Cesar les aumentó notablemente las transferencias respecto al 2019 siendo igualmente los más beneficiados Chocó, Bolívar, Córdoba, Sucre, entre otros. Obviamente, al ser el SGP una bolsa fija de recursos, el aumento de recursos a los más pobres disminuía por el otro lado los recursos a aquellos territorios donde la pobreza-NBI disminuyó, siendo los más afectados por el SGP-042 los departamentos de Boyacá, Cundinamarca, Santander, entre otros”, comentó Torres Ruidiaz.

Análisis anual de los recursos del SGP que ha recibido y perdido el Cesar. Por: Edward Torres, Economista.

Soluciones para recuperar lo perdido

Luego de toda su investigación, el profesional en economía planteó algunas soluciones que podrían ser una vía para solucionar esta pérdida de recursos que han demandado una mayor pobreza.

“Las acciones jurídicas, hay varias opciones como la acción de nulidad con restablecimiento de derecho contra el Decreto 943 que fue el que avaló el tema de la distribución o una nulidad simple dependiendo los términos. Los afectados son 499, la gente no le presta atención a estos temas por pereza. En conclusión, no han prestado atención, aunque hay recursos de por medio. Hay acciones más efectivas como la tutela, una acción de cumplimiento, pero tenemos que convocar. Como ciudadano estoy impulsando esto, pero necesitamos el músculo institucional de las entidades para poder implementar las acciones del caso”, indicó el experto.

¿Podría haber más pérdidas de recursos para el Cesar en los próximos años?, Torres concluyó que el problema puede agudizarse y la pérdida de recursos para el departamento podrían triplicarse. “Ocurre que al Decreto 943 no le pusieron temporalidad, si este año Valledupar está perdiendo 1.000 millones, en los próximos años va a perder 3.000 millones más y va quedar de por vida así porque el decreto no estableció temporalidad. Desde un peso en adelante que se pierda, cualquier mandatario está en la obligación de tratar de recuperar esos recursos”, finalizó.

publicidad

publicidad