publicidad

publicidad

¡Se acabó el Hospital Rosario Pumarejo!, ¿y la gerente?, muda 

¡Nada que sale de UCI el Hospital de los vallenatos! En una falta de respeto contra el personal de salud se han convertido los acuerdos pactados para el pago de salarios atrasados, promesas que se han quedado en veremos desde la primera protesta pacífica y huelga de hambre en julio pasado. Tan sólo entre las secretarías de Salud municipal y departamental existe una deuda de $24.291 mil millones. Seguido del valor por parte de las EPS que asciende a $56.936 mil millones, entre régimen contributivo y subsidiado. Lo que más indigna al personal, es que la gerente Jackeline Henríquez los ignora y no es capaz de hablarles de frente del por qué les da este trato.

 Una falsa promesa más

El pasado 31 de octubre el gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo Gnecco, anunció lo que sería otra luz efímera de esperanza para los trabajadores del HRPL. A través de un trino confirmó la entrega de $15.023 millones para el Rosario Pumarejo por parte de los ministerios de Hacienda y Salud, con el propósito de brindar un “saneamiento fiscal de la nómina”. Según el mandatario, el martes 03 de noviembre entraría el proceso a jurídica para “emitir una resolución y pago”.

Sin embargo, al cierre de esta edición los trabajadores no habían recibido un solo peso, aseguran que los que tienen contratos terciarios como le llaman algunos, les adeudan ocho meses de salario sin contar los 12 meses de los especialistas. ¿Y la gerente Jackeline Henríquez?, parece ser una funcionaria muda y pintada en la pared. Los mismos empleados aseguran que no ha tenido ningún tipo de acercamiento hacia ellos en esta nueva protesta que se llevó a cabo el pasado 05 de noviembre, en el que el personal bloqueó la entrada a medicina general.

“La gerente al personal que está en cese de actividades no le ha dicho nada. No ha existido ninguna clase de diálogo de su parte. A los compañeros de contratos terciarios les deben entre siete y ocho meses de salario y a los que estamos de planta, un mes”, dijo Ana Rodríguez, miembro del sindicato.

Los trabajadores del Rosario Pumarejo volvieron a protestar por la falta de pago de salarios.

Rodríguez aseguró que el nuevo plantón pacífico se debe al incumplimiento con el pago de salarios, después de la suma de $15 mil millones que dijo el gobernador que había girado el gobierno Nacional. “Por el no pago de salarios de 12 meses, no cumplimientos de los acuerdos pactados estamos diciendo como sindicato al pueblo, al señor gobernador, ministro y presidente Iván Duque que miren el hospital. No queremos su cierre ni su privatización. Le decimos al gobernador que tome responsabilidad de sus trabajadores, el gobierno Nacional que les pague la nómina a los trabajadores y haya normalización laboral. Y le decimos no al proyecto que termina de privatizar la salud y el 073 que legaliza la tercerización ni la Ley 100 que termina con el derecho de los trabajadores. Les pedimos que miren a estos héroes abandonados y miren este centro asistencial que es el único que tenemos los cesarenses”.

Aseguró que, como miembro de la salud, que necesitan un reporte del último acuerdo al que se llegó y los inconvenientes que ha tenido el proceso, mientras ellos esperan: “queremos un reporte del dinero mencionado por el Ministro, que nos cuenten si llegó o no ese dinero. Este plantón es a nivel nacional por la defensa de la salud pública y la defensa de los derechos de los trabajadores. Estamos respondiéndoles a los compañeros tercerizados que no están solos y que a nivel nacional se está luchando por la red pública y la formalización laboral, por el respeto a nuestros derechos porque la salud es un derecho no un negocio”, comentó Ana Rodríguez, miembro de la Junta Directiva y el sindicato del HRPL.

Otra voz que se sumó a los reclamos es el concejal y ginecobstetra Julio Julio Peralta, quien calificó como paupérrima la situación de los trabajadores del Hospital. “Después que entregamos y arriesgamos todo, nos pagan con desprecio. Que héroes ni que nada. Paguen 12 meses de salarios en Hospital Rosario Pumarejo Valledupar”.

Mensaje tras mensaje el concejal ha evidenciado el desconsuelo del gremio de la salud de uno de los centros asistenciales públicos más importantes del departamento: “la retórica del trato como héroes, nos trasladamos a la realidad y resulta que terminamos siendo villanos. 12 meses sin salarios en el Hospital Rosario Pumarejo de Valledupar. El colmo…”. Haciendo quizá referencia a la gerente del hospital y entes gubernamentales acotó: “El silencio cómplice de muchos, habla más que mil palabras”.

Por su parte, el doctor Luis Eberto hizo referencia al caos del hospital como parte del gremio afectado: “Hasta el momento son anuncios de los millonarios giros, no ha llegado ni un solo peso. Adeudan dos meses de salario, esos 15 mil millones que dice el Ministerio que va a girar alcanzarían solo para la mitad, el resto es la que está bastante confuso porque eso le tocaría asumirlo con las deudas que tiene la secretaría de Salud departamental, y el gobernador a eso no le quiere prestar ni cinco de atención. A él no le preocupa la salud de las personas que habitan en este departamento, a él le preocupa es contratar obras porque ahí es donde le queda la plata, a la salud no le ha puesto el mínimo de preocupación en medio de la pandemia”, finalizó.

Vale la pena señalar que el Hospital Rosario Pumarejo de López de Valledupar tiene una cartera por más $90 mil millones de pesos. El 50% por parte del régimen subsidiado, un 20% de la secretaría de Salud departamental, un 10% del régimen contributivo, 5% del Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito SOAT y régimen especial y un 2% por las secretarías de algunos municipios.

publicidad

publicidad