publicidad

publicidad

Sin ton ni son, Prodeco terminó saliéndose con la suya y se va del país

Siete meses después que la multinacional minera suiza Glencore, cuya filial Prodeco anunciara el abandono de sus actividades carboníferas en Colombia, se dio inicio a la cesión de sus operaciones en el país, después de que sus intenciones fueran aprobadas por la Agencia Nacional de Minería (ANM).

Luego que la Agencia Nacional de Minería, permitiera la renuncia a tres títulos mineros a la multinacional Prodeco, incluyendo el que correspondía a Calenturitas en el municipio de La Jagua de Ibirico, se dio paso a la cesión de operaciones por parte de Prodeco en el corredor minero del Cesar, situación que termina con las esperanzas de las más de cinco mil familias que dependían económicamente de esta actividad.

Ovelio Jimenez

“Tiene una connotación bastante fuerte para nosotros porque en el fondo teníamos una ilusión que Prodeco se quedara, pero definitivamente significa que no va más, lo que para nosotros nos implicaría unos nuevos procesos de reconversión productiva, afortunadamente encontramos que en esas resoluciones mineras hay unos títulos como los de Calenturitas, que los pueden asumir otras nuevas empresas y esa es la parte positiva, mientras que otras que definitivamente tenemos como la de Carbones de La Jagua, que es la que más cerca del municipio, que definitivamente no va a poder ser y será cerrada”, manifestó el alcalde de La Jagua, Ovelio Jiménez Machado.

¡Es hora de reinventarse!

Ante esa situación que todos conocen afecta a miles de familias en este municipio que se acostumbraron a vivir de esta actividad, el alcalde afirma tienen un reto grande como administración, pues llegó el momento de reinventarse.  “Tenemos que reinventarnos y por eso en la Jagua la estamos proyectando como el centro de desarrollo agroindustrial, turístico y minero del Cesar, ya que el municipio no puede depender de la minería de un 100% y por eso tenemos que enfocar nuestro eje de desarrollo en otras fases, llegó la hora de que La Jagua se alimente de otros sectores sin dejar a un lado la minería”, dijo el mandatario.

¡Hay cifras!

Hay que destacar que La Jagua tiene un antes y un después de la minería, y hoy con la salida de Prodeco pierde el concepto de ser un municipio minero; sin embargo, se puede decir que hoy llega a los 52 mil habitantes, de los cuales 5 mil familias están desempleadas. Esta multinacional es la tercera exportadora de carbón en el país, después de Cerrejón y Drummond, inició operaciones en el departamento en el año 2004 y desde entonces alcanzó a generar más de 4.000 empleos de los cuales 1.200 eran directos. Asimismo, se posiciona en el segundo lugar entre los mayores aportantes de recursos de regalías de los productores del Cesar, después de Drummond.

Según la Asociación Colombiana de Minería (ACM), la empresa representa 21% de la producción nacional de carbón, que generaba un promedio de $300.000 millones anuales en regalías y ahora dejarán de entrar al Cesar, donde están ubicadas las minas que se cerrarán.

publicidad

publicidad