Un territorio potencialmente explotable

Por: Marcos Gómez Calderón

La estructura productiva en el departamento del Cesar es fundamental para el crecimiento y desarrollo económico, ya que nos permite evidenciar las potencialidades y bondades del territorio con el fin de generar ingresos por medio de la explotación de recursos agrícolas, mineros, pecuarios, capital humano e industria.

Entre los siete departamentos que conforman la región caribe, el Cesar es la tercera economía más grande  después de Atlántico y Bolívar, con una participación del 2.0% aproximadamente del PIB nacional, esto se debe al crecimiento económico que ha generado la extracción del carbón, posicionando al departamento entre los primeros puestos de la región Caribe; si bien la producción agrícola ha sido desplazada por la minería del carbón, la estructura productiva sigue concentrada principalmente en las actividades primaria como por ejemplo la minera, la agrícola y la pecuaria.

Noticia Relacionada
LA MEDIDA EXACTA

Según datos del DANE, en 2018 el producto interno bruto del Cesar asciende a 11 billones de pesos, que como lo mencionábamos anteriormente, representa cerca del 2.0 % del PIB nacional. Por lo tanto, el comportamiento de la producción del departamento presenta un crecimiento constante, puesto que en el 2000 la producción era de 4.2 billones y ahora en el 2018 la producción es cercana a los 11 billones de pesos.

Según los datos presentados anteriormente, el Cesar es un territorio potencialmente explotable, que ha venido en ascenso y su participación en la economía nacional cada vez es mas relevante, sin embargo, se ha descuidado sectores de la economía departamental que por vocación histórica ha caracterizado el territorio cesarense, como por ejemplo la agricultura, renglón transversal y de dependencia economía de muchas familias en el departamento.

Noticia Relacionada
‘EL CABEZAZO’ AL ACUEDUCTO DE LA PAZ

En ese mismo orden, existen diferentes potencialidades que deben ser aprovechadas tales como el capital humano, las riquezas de cada uno de los territorios que conforman el departamento, la industria, la cultura (turismo) con el fin de recuperar las vocaciones históricas y productivas del departamento y explotar las potencialidades que han estado quietas, mediante la recuperación de los suelos y aprovechando la calidad de la tierra, de las personas, de los componentes que permitan especializarse integrando cada uno de los sectores de la economía departamental y así aumentar la productividad y competitividad de los mismos.

Noticia Relacionada
SAYCO: UNA SOCIEDAD SEVERAMENTE CUESTIONADA