publicidad

publicidad

Una perla más a los escándalos de corrupción del Chivo Manosalva

En un río de escándalos convirtió el alcalde de Aguachica, Robinson Manosalva, la administración de la segunda ciudad del Cesar, cuando parece que no le cabe una perla más al collar de denuncias e irregularidades que adornan su gobierno, aparece la denuncia que, ante la Fiscalía general de la Nación, instauró la personera de Aguachica Johana Caviedes Pabón, por las presuntas irregularidades en el convenio No. CO1.PCCNTR.3025434, celebrado entre el alcalde y la Fundación Asistir, por valor de 245 millones de pesos.

En el ojo del huracán y en la lupa de los entes de control se encuentra el alcalde de Aguachica, Robinson Manosalva, por la celebración del convenio No. CO1.PCCNTR.3025434 cuyo objeto es “el desarrollo del programa de asistencia y atención integral a la población adulta mayor a través de los centros vida, para mejorar su calidad de vida y bienestar”, y del que según la denuncia de la personera Johana Cavides, estos sitios no fueron puestos en funcionamiento y en solo 50 días la administración ejecutó una serie de actividades con la población adulta mayor, incumpliéndose así el objeto contractual y vulnerándose los derechos de estas personas que durante un año dejaron de recibir una alimentación balanceada y el acceso a otros servicios que debían brindar los centros vida.

Otra perla para el collar

Otra de las presuntas irregularidades que la personera sacó a la luz pública y en el que se ve en entramado de corrupción por parte del alcalde Robinson Manosalva es el contrato sobre la prestación del servicio de transporte escolar en el año 2021. “La personería realizó un estudio minucioso sobre el contrato de transporte escolar celebrado entre la administración municipal y la empresa Transporcol para la vigencia 2021 el cual tuvo un valor de 756 millones de pesos y un plazo de ejecución de 53 días, después de recibir quejas de los padres de familias”, dijo la personera.

Según manifestó dentro de las quejas de los padres aparecían algunas irregularidades en la prestación del transporte a los niños, entre esas que se dio en camionetas cuatro por cuatro, violando lo estipulado en la propuesta de esta empresa, lo cual manifestaba que este servicio se realizaría en unos microbuses con una capacidad de 30 niños.

“Aparte de este hallazgo, la administración puso en todo tiempo en peligro la vida y la salud de la población más vulnerable como son los niños de nuestra comunidad. La Personería encontró otro hallazgo como que tenía una ejecución de 53 días, y según información de los rectores y allegados solamente se ejecutó por 44 días”, expresó la persona Johana Cabides.

Cabe resaltar que este contrato ya fue liquidado con la supuesta ejecución de todos los recursos. La personera aseguró que continuará con su función de vigilante de la función pública, con el propósito de que los derechos de los ciudadanos bajo ninguna circunstancia sean vulnerados.

 

publicidad

publicidad