publicidad

publicidad

Una vez más Corpocesar le da la espalda a uno de los problemas ambientales de Valledupar

Nuevamente Corpocesar le da la espalda a uno de los problemas ambientales que existen hoy en el departamento del Cesar. No vamos a ahondar en el tema ambientalista, si son importantes o no, pero sí existe una Corporación que se supone se dedica a cuidar el medio ambiente, nuestras cuencas hidrográficas y todo lo que tenga que ver con reforestación, en el caso de Valledupar que es una ciudad que se caracteriza por ser arborizada, ¿cómo vamos a dañar el cerro Hurtado?, del que creo no existe un vallenato que no tenga una foto de cuando florece en verano, un cerro que nos identifica como ciudad; al contrario, la gente debería cuidarlo, volverlo más agradable al medio ambiente, que la gente quiera hacer senderismo, pero Corpocesar definitivamente lo que hace es dedicarse a hacer política, dar puestos y buscar recursos para hacer otras actividades que no son las que le competen.

Si ustedes se ponen a revisar todas las personas que hoy sacan agua del río Guatapurí… ¡se privan! No solamente de este afluente, sino de otras cuencas hidrográficas que han matado en el departamento, y las han matado porque tenemos una corporación que quiere hacer las cosas desde la oficina y manejarse como un fortín político. Kaleb Villalobos, en vez de estar siendo asesor político de esta entidad, ad honorem, porque no sé si le pagan, pero pareciera que su espíritu rondara alrededor de Corpocesar.

Kaleb Villalobos, quien se presentó como uno de los ambientalistas más promisorios del departamento, por esa razón fue que Luis Alberto Monsalvo lo nombró y metió en la dirección de Corpocesar. No se me olvida cómo llegó ese muchacho, con porte intelectual que fue presentado en el auditorio Luis Rodríguez Valera del edificio de la gobernación del Cesar, y la gente creyó en él, pero se ha vuelto es un político, primero siendo candidato a la gobernación, y ahora lleva una candidata a Cámara.

Hoy habla de la revisión del POT, ¡Por Dios!, si todos sabemos que los Planes de Ordenamiento Territoriales son concertados con las corporaciones ambientales, entonces el POT de Valledupar no cuidó el cerro, porque si hoy pueden construir ahí, y está la Universidad de Santander que puede edificar a la orilla del otro lado del río, es porque Corpocesar simplemente le pasó el ojo y firmó a brochetazos ese plan, y ahora dicen que van a revisarlo y que no se pueden involucrar. Sí pueden hacerlo y deberían intervenir en cualquier tipo de proyecto que vaya en contra del medio ambiente y que genere detrimento en el departamento del Cesar.

 

publicidad

publicidad