URIBE, EL CABALLERO BLANCO DEL LIBRO NEGRO

Por: ED ISAAC PADILLA

Causó furor y revuelo nacional e internacional el libro recomendado por el actual senador y dos veces presidente Álvaro Uribe Vélez. La única celebridad política que convierte cada palabra buena o mala en tendencia, la única figura pública que moja prensa diariamente en todos los medios. Para algunos él es el “Politicus Non Plus Ultra”.

Al hablar del “Libro Negro” enseguida nos imaginamos un texto oscuro, místico, malvado, un grimorio lleno de magia vudú. La Biblia Cristiana es un “Libro Negro” por fuera, lleno de luz y bondad por dentro, pero este no fue el libro recomendado por el senador; tampoco fue la Biblia Satánica escrita por Anton Szandor LaVey fundador de la iglesia Satánica, aunque muchos anhelarían una revelación de estas por parte del expresidente para confirmar teorías conspirativas que muestran a Uribe como el diablo encarnado o la bestia apocalíptica masónica.

El libro controversial recomendado en redes por el senador Álvaro Uribe fue “El Libro Negro de la Nueva Izquierda”, un escrito que no están negro y da luces del futuro que nos espera, realizado por los referentes de la Derecha Alternativa Argentina, Nicolás Márquez y Agustín Laje Arrigoni.

¿Pero de qué trata este Libro Negro? pues este escrito arroja una alarma contundente acerca de un nuevo tipo de guerra, una guerra invisible casi que imperceptible pero muy real, la “Culture War” o “Guerra Cultural” que en otros países es brutal y se da desde hace muchos años y que se avecina de una manera furtiva a nuestro país Colombia. Donde existirán dos tipos de guerreros culturales; los denominados caballeros blancos de la luz contra los caballeros multicolores o policromáticos inspirados en el arco iris. Esta batalla cultural consiste en una confrontación visceral entre dos conjuntos de valores, principios y filosofías de vida; entre lo disruptivo elogiable y lo nefando execrable. Una guerra entre la derecha alternativa y la nueva izquierda, entre el conservadurismo y el progresismo, entre capitalismo social y el neomarxismo populista, entre los próvida vrs los proabortistas que también apoyan la eutanasia y la eugenesia, entre los antinarcóticos vrs los pro drogas recreativas; una batalla entre los que luchan para que nunca llegue la ley mordaza eclesial vrs la libertad de expresión sexual en público  arropada como libre personalidad; una disputa entre los pro libertad de culto vrs los pro censura religiosa, los pro armas en defensa personal vrs el desarme total de la sociedad civil.  Una ofensiva sin fin entre las parejas heterosexuales que apoyan el diseño bilógico hombre-mujer y la ideología de género homosexualista apoyada por la ONU que asegura que existen 112 sexos; una guerra entre los que esperan una monarquía divina vrs los que favorecen un estado laico donde iglesia y estado deben estar divorciados 100%, una batalla entre los que anhelan una teocracia y los que sueñan con un estado ateo; los que aman el principio de la ley y el orden y los que  aman la anarco sociedad que dibuja una organización social igualitaria, carente de jerarquías y focos de poder. Una guerra entre el feminismo de la primera ola mujeres pensadoras que luchaban por la educación y los derechos del feminismo de la cuarta ola dirigido en muchas ocasiones por lesbianas afiliadas a grupos LGTBI, que sufren de misandria u odio a los hombres a los cuales clasifican como heteropatriarcas, hipermasculinizados. Estas son las que se desnudan, se pintan con menstruación y gritan “muerte al macho” como frase protesta.

El Libro Negro de la Nueva Izquierda describe la peor de las guerras, la batalla entre los derechos de los niños y la pedofilia o pederastia legal; sin mencionar, la zoofilia, el incesto y la necrofilia; todo lo que sea anti-tradición y anti-vida es válido.

El marxista italiano Antonio Gramsci lanzo la teoría de la hegemonía cultural. Afirmó que una sociedad culturalmente diversa puede ser dominada por una clase que tiene el monopolio de los medios de comunicación, la educación y la cultura popular. Hoy la sociedad diversa va ganando esta batalla a nivel mundial, los caballeros policromáticos conquistan el planeta, no tienen Libros Negros pero si mucha pasión y los caballeros blancos están en extinción.


Deja un Comentario