publicidad

publicidad

Valledupar colapsó, ¿y el alcalde?… bien gracias

En una avalancha que no tiene quien la ataje se convirtió la situación que hoy refleja Valledupar, y todo apunta a que el principal responsable no es otro que el alcalde Mello Castro González. Pese a que por más de un año logró disfrazar su poca capacidad para dirigir las riendas de la ciudad, escondiéndose en una pandemia que para su gobierno fue favorable; hoy el caos que representa la capital cesarense empieza a pasarle factura por cada uno de los errores que han tenido como administración.

En un colapso absoluto podría decirse está hoy Valledupar como resultado de estar en las manos del alcalde Mello Castro González, de quienes todos sabían no sería capaz de “ordenar”, mucho menos de administrar la ciudad; sin embargo, lo eligieron creyendo que el afectado sería uno que hoy se ríe desde su casa con los bolsillos llenos, mientras que los pobladores de la capital cesarense viven las consecuencias.

Caos vehicular, una malla vial en pésimo estado, y una ola de inseguridad integra el relicario de quejas que hoy tienen los vallenatos en contra de Mello Castro, a quien ya se le hace imposible tapar el sol con un dedo. Dentro de los diversos temas que hoy tiene al gobierno ‘Valledupar en Orden’ en el paredón, aparece la malla vial, toda vez que los más de mil millones de pesos que se invirtieron el año pasado para reparar más de 350 huecos, según la administración, no se ven.

Lo cierto es que Valledupar brilla por los huecos y los principales afectados se fueron ‘lance en ristre’ contra la administración en redes sociales, luego que, en un sector bastante concurrido de la ciudad, un camión quedara atrapado en un hueco y con pocas posibilidades de salir; situación que se dio en medio de una fuerte lluvia.

Hecho ante el cual la administración usó su mejor estrategia, lavarse las manos y buscar culpables ajenos al gobierno, fue así como el jefe de la cartera de Tránsito afirmó que la culpa era del conductor y no del mal estado de las vías. “Encontramos el hundimiento de un vehículo que esperaba la señal en verde del semáforo. Aparentemente, lo que hemos encontrado es que se debilitó la estructura del pavimento debido a una sobrecarga del vehículo. En los documentos tenía una capacidad de carga de siete toneladas y traía alrededor de 12 toneladas”, dijo Roberto Carlos Daza.

El hundimiento de este camión fue la gota que rebosó el vaso en cuanto al estado de la malla vial de la ciudad

Por su parte, el secretario de Obras, Efraín Quintero afirmó que tan pronto conocieron la situación actuaron con una solución, “apenas conocimos la situación procedimos a buscar la solución para sacar el camión de este hueco que no existía, y que quiero que quede claro en la comunidad, sino que debido a la saturación del material y al fraccionamiento de una tapa de un registro de unas redes telefónicas, el sobrepeso de unos de los ejes del camión provocó el hundimiento”, dijo el funcionario.

Quien además afirmó que el problema de malla vial es algo que le preocupa la administración, prueba de ello es la intervención de la glorieta María Mulata; “estamos interviniendo 11 huecos que eran un peligro para los transeúntes y los que se movilizaban por este sector. Vamos a llegar a todos los sectores para la recuperación de la malla vial con un proyecto que estamos cerca de priorizar y poder licitar para darle la tranquilidad a los vallenatos”, manifestó Efraín Quintero Ternera.

Por supuesto dicha situación quedó en evidencia en las redes sociales, donde hubo rejo corrido para la administración. “El deterioro de la red vial es más notorio en temporada de lluvias, lo cual es previsible para hacer el respectivo mantenimiento. Con todo el respeto es necesario hacer evidente falta de planificación de la alcaldía de Valledupar”, dijo Javier José Rosado.

“Que horror de gobierno, el que se va acaba es el Valle, en esto que falta de esta administración, que explicaciones tan vergonzosas”, mencionó Osiris Araújo.

La Calle contactó al concejal Jorge Pana, quien también se refirió a este tema manifestando que, “la inversión de los 1.300 no solucionó el problema de fondo, es hora de invertir recursos en la malla vial de manera efectiva y que no quede en manos de contratistas. Valledupar necesita un alcalde con liderazgo, preparado y que esté bien rodeado y escuche a sus asesores y a los sectores de la ciudad para crear un diagnóstico y plantear unas alternativas de solución a los problemas que hoy nos aquejan y eso no es lo que muestra hoy, todavía tiene tiempo para mejorar”, dijo el corporado.

La seguridad va en caída

Mientras la Policía brilla por su ausencia en el cuidado de la ciudad, los agentes de tránsito cumplen diariamente con inmovilizar cientos de motos.

Como si fuera poco el número de hurtos que aumentan cada día en la ciudad, los homicidios se convierten en el pan de cada día. Entre los más recientes ocurrió hace dos fines de semana pasado, en la avenida Emiliano Zuleta, a la altura de la urbanización Lorenzo Morales 1, donde un hombre de 52 años que se dirigía a una iglesia en una motocicleta junto a su compañera sentimental fue baleado por dos hombres. Ese mismo día en horas de la mañana un hombre perdió la vida al ser atacado a tiros en la invasión Brisas de La Popa de Valledupar.

Frente a esta situación la corporación municipal emitió un comunicado  donde exigen al alcalde y al secretario de Gobierno del municipio ‘ponerle el pecho a la brisa’, “exigimos de manera categórica asumir la responsabilidad como primera autoridad de Policía e impartir órdenes a la fuerza pública que permitan mejorar la calidad de vida de los valduparenses, es hora de dejar las diferencias a un lado y dejar los resultados  contundentes contra la delincuencia de la ciudad”, citan once concejales de la ciudad.

Una ciudad sin transporte público

Los retrasos que presenta la obra del centro histórico significa que la compra de los buses nuevos también podría retrasarse.

Otro de los temas que preocupa  a la ciudad es la falta de transporte público, puesto que se supone que antes de acabar el año deberán estar más de 140 buses climatizados recorriendo la ciudad, pero las obras que se requieren y que se supone debían estar inauguradas hace más de un mes aún no han sido culminadas, situación ante la que las autoridades callan. “El tema de transporte es una desgracia para Valledupar, ciudad capital del departamento del Cesar, del área metropolitana, una ciudad con crecimiento y que no tenga transporte decente y digno para la gente; y le hemos hablado fuerte al retraso y calidad de las obras del Sistema Estratégico de Transporte y lo que respondieron es que yo no era de la ciudad”, dijo José Luis Urón, director ejecutivo de la Cámara de Comercio.

publicidad

publicidad