Valledupar

 

Hasta con el balde le han dado al alcalde de Valledupar Augusto Daniel Ramírez Uhía, por varios temas que vienen afectado al municipio y que pese a cumplir un año en el poder aún no muestra resultados contundentes, el primero tiene que ver con la ola delincuencial que viene azotando a la ciudad. Atracos por doquier, asalto a locales comerciales y asesinatos en los barrios periféricos le han jugado una mala pasada al alcalde en su primer año de mandato.

Pero ese no es el único ‘talón de Aquiles’ del gobierno de Ramírez Uhía, también está entre la espada y la pared por los jugosos contratos que se han ejecutado en el tema de cultura ciudadana que tiene un enfoque directo a la movilidad de la ciudad, sin embargo pese a los cambios que se han hecho en la sectorial de Tránsito en busca de apoyos de estos programas y mejorar la movilidad en la ciudad, Valledupar está vuelta un caos por cuanta de la falta de controles en el centro de la capital cesarense.

A esto se le suma que pese a los anuncios hechos en lo largo de su primer año de gobierno de recuperar la malla vial de Valledupar, el hombre al parecer solo posó para la foto, pues las arterias principales de la ciudad con una tramo de la avenida Simón Bolívar, la Avenida Fundación entre otras vías céntricas de la Valledupar.

Las autoridades tuvieron que ponerse las pilas y generar estrategias para contrarrestar esta situación, lo que permitió deducir que los protagonistas de estos hechos eran personas que estaban llegando de otras partes del país a realizar sus fechorías, motivados por los recursos que genera la industria del carbón en esa localidad.

Deja un comentario