publicidad

publicidad

Viceministro Daniel Palacios Traiciona al Centro Democrático

Esta semana será definitiva para el departamento del Cesar, puesto que el presidente Iván Duque tendrá que decidir a quién le da su guiño para que sea el gobernador interino de la terna que se armó para tal fin.

Y siendo esta una oportunidad de oro para tomar el control del fortín político más importante de estas tierras, los senadores y demás líderes políticos del Cesar están usando toda su pericia burocrática para caer bien parados cuando Duque elija. Pero en medio de todo un nombre salió a flote, el del viceministro del Interior Daniel Palacios, joven vallenato que ha crecido en las entrañas del uribismo y quien habría quedado al descubierto por ser la ficha de los Gnecco en Bogotá para lograr el objetivo de que el presidente no los saque de la gobernación eligiendo a Alejandro Aroca, el ternado del Partido Liberal que no responde a los intereses de ese clan.

Dicen que cuando el río suena es porque algo lleva, por eso la información de que Palacios estaría intercediendo a favor de los Gnecco ante la ministra del Interior, Alicia Arango, y el mismo presidente Duque, lo puso en el ojo del huracán en esta batalla en la que muy seguramente no saldrá muy bien librado puesto que estaría conspirando en contra de los intereses de su propio partido, el cual le apuesta a que haya un cambio en la gobernación del Cesar con la salida del clan.

Pero, ¿cómo llega Daniel Palacios a terminar siendo el Caballo de Troya de los Gnecco en la Casa de Nariño?, no es muy claro, lo que sí es un hecho es que la salida de Luis Alberto Monsalvo de la gobernación unió a esta familia y hoy todos están remando hacia el mismo lado, demostrando que no está derrotado quien lucha, por eso lograron que el Partido de la U y Cambio Radical respondieran a sus intereses colocando en la terna a dos arfiles que les respondan y les permita seguir tras bambalinas manejando los hilos de la casa departamental.

El arma más fuerte que tienen los Gnecco para presionar al presidente Duque es la presidencia que el senador José Alfredo Gnecco consiguió de la Comisión Tercera, la cual se encarga de tramitar todos los temas relacionados con dinero, sin duda muy importante. El mensaje que el clan está enviando a través de Palacios, es que no sería bueno para el presidente torpedear su relación con el José Alfredo si quiere tener vía libre en dicha comisión.

Así están las cargas en esta batalla épica que se libra por la gobernación del Cesar y cuya arena de duelo se encuentra en la capital del país.

Salazar y ‘Chichí’, sin voz ni voto

Eloy ‘Chichí’ Quintero y José Eliécer Salazar

Empecemos con los representantes José Eliécer Salazar, del Partido de la U, y Eloy ‘Chichí’ Quintero, de Cambio Radical, ellos fueron los parlamentarios que no tuvieron ni voz ni voto a la hora de que sus partidos eligieran los ternados, lo cual los deja muy mal parados en el escenario político.

Por el lado de Salazar no hay sorpresa, su silla en la Cámara de Representantes le pertenece al clan Gnecco, y eso lo pone en una posición servil en la que sus opiniones no son tenidas en cuenta, y él tampoco parece que quiera darlas. Y por el lado de ‘Chichí’ sí hay algo de sorpresa que no aprovechara esta oportunidad para hacerse sentir como una figura importante dentro de Cambio Radical, puesto que se conoció que la designación de Esther Mendoza fue una decisión del congresista Didier Lobo y José Jorge Monsalvo, quedando desconocido hasta por el mismo Germán Vargas Lleras, este último que se dejó seducir por las pretensiones del clan, muy a pesar de que en las elecciones presidenciales del 2018 en el Cesar poco le ayudaron para que sacara una votación importante.

El senador Didier Lobo también es otro que, aunque llegó a acuerdos con los Gnecco para ayudarlos a que se eligiera a Mendoza en la terna, perdió la oportunidad de mostrarse con la cabeza visible de Cambio Radical en el Cesar para que se eligiera una persona ajena al clan, cuya imagen está en su peor momento.

Los que empujan contra los Gnecco

Cristián José Moreno – Juan Manuel Daza – Sergio Araujo

Alejandro Aroca se puede decir que fue el palo de la terna, los Gnecco creyeron que haber reclutado a Arturo Calderón les daba vía libre para hacer con los rojos los que les diera la gana; Sin embargo, el expresidente César Gaviria desautorizó a los liberales del departamento que muy obedientes había elegido por unanimidad a Calderón, y se la jugó por el chiriguanero, su amigo íntimo. Además de que exmandatario no ve con buenos ojos la forma de gobierno del clan, por eso no tuvo reparos en voltearles la tortilla y ponerlos a sufrir.

Esa acción de Gaviria, máximo jefe de liberalismo a nivel nacional, terminó siendo la luz al final del túnel para personajes como el uribista pura sangre Sergio Araujo, quien es hoy por hoy uno de los principales interesados en desterrar de la gobernación a los Gnecco, puesto que está claro que con ellos por intermedio el proyecto político soñado por el expresidente Uribe para el Cesar no se podrá capitalizar, y ese sueño no es otro que la llegada de Claudia Margarita Zuleta a la casa departamental, y si Duque elije a Aroca, el clan tendrá que salir por la puerta de atrás.

Araujo además de tener línea directa con el expresidente Uribe y con Duque, también tiene de su lado al también representante Juan Manuel Daza, otro de los cercanos a las altas esferas en la Casa de Nariño.

Otro que también vio con muy buenos ojos la designación de Aroca fue el representante Cristián José Moreno, pese a ser militante del Partido de la U, pero para nadie es un secreto que el joven parlamentario fue el primero en revelarse contra ese clan, y fue él quien demostró que contra ellos también se puede luchar y conseguir victorias.

¿Y Ape Cuello?

Alfredo ‘Ape’ Cuello

No es claro qué hará el representante conservador Alfredo ‘Ape’ Cuello frente a este escenario político, ya que él estaría esperando hasta última hora cual sería elegido por el presidente Duque para así mirar cual es el camino a tomar.

También hay que tener en cuenta que, aunque Ape Cuello está distanciado de los Gnecco después de la patuleca que le hicieron durante las elecciones regionales del año pasado traicionando el pacto político que permitiría la llegada de Ernesto Orozco a la alcaldía de Valledupar, el líder del ‘Equipo Azul’ tiene una relación muy fuerte de compadrazgo con José Jorge Monsalvo, y eso lo sabe el clan, y esperan aprovecharlo.

Al final de cuentas podría ser Ape Cuello el que termine inclinando la balanza para alguno de los dos lados, lo que sí es cierto es que mientras cada bando teje su plan, él mira desde la barrera para entrar a la arena en el momento indicado.

publicidad

publicidad