publicidad

publicidad

Vuelve y juega ‘El chivo’ de Aguachica

Dice un viejo adagio, que no hay chorro que no termine en gota y, al parecer, al alcalde de Aguachica empiezan a hacerle frente, pues mientras el hombre pretende pasar ‘sin pena ni gloria’ con sus arbitrariedades, los organismos de control buscan ponerle freno de mano. Según se conoció, el juzgado promiscuo municipal admitió la tutela presentada por la personera Johana Caviedes en contra de la alcaldía y la empresa de transportes escolar, por presuntas irregularidades en el contrato, situación que fue considerada para suspender el contrato de manera provisional. ¿Cuándo será el día que el alcalde Robinson Manosalva sea motivo de buena noticia?

publicidad

publicidad