publicidad

publicidad

Ya no se puede comer carne de res, toca verla por la televisión

Diversas quejas recibidas desde diferentes municipios del departamento del Cesar por el aumento en el precio de la carne, prendieron las alarmas sobre cuáles serían las razones para que este producto de la canasta familiar hoy este en los hogares cesarenses solo cómo lo decía el desaparecido Diomedes Díaz, “en la televisión”.

A pesar que la situación en el aumento del precio de la carne se siente más ahora por los más de 30 días de paro nacional en el país, se conoció que esta es una situación que viene presentándose desde hace bastante tiempo y obedece a un problema de oferta y demanda, toda vez que la exportación de carne a países como Rusia, Arabia Saudita y Egipto, están demandando que en el país se presenten problemas de escasez y por ende de aumento en su precio.

“Eso obedece a la oferta y a la demanda, y en estos momentos lógicamente hay una alta demanda por unas exportaciones que no existían; pero cuando miramos el precio realmente comparado con hace diez años, todavía no hemos igualado a lo que correspondería; aquí en Colombia hay muchas veces el manejo irregular del precio para lo que se debe tener, porque los grandes mayoristas fijan el precio que les da la gana para el consumidor pero no tiene relación muchas veces con el del productor”, afirmó el gerente del Fondo Ganadero del Cesar, Hernán Araújo Castro.

 Las principales causas

El representante legal de Fegacesar, Hernán García Aragón, le manifestó a este medio de comunicación que dentro de las principales causas que han originado la alza en este alimento cárnico es la escasez de ganado, “esto se viene presentando desde octubre del año pasado, llegó el verano y escaseó más y sube más, eso indudablemente influye a que el consumo de la carne baje en la región y en el país por la capacidad adquisitiva de la población a  veces no alcanza para tanto, entonces aumenta el consumo de carne de cerdo y pollo que es más barata” dijo.

Asimismo, contó que el número de cebadores ha disminuido, lo que influye en que sea menor el producto que se tiene para distribuir, es decir, mientras cada día la demanda es mayor, de otro lado la oferta disminuye. “los cebadores han disminuido porque hay escases de la misma cría, del mismo ternero para cebar y no podemos desconocer que el que exporta bastante ganado debe tener pie para exportar al exterior”, dijo Hernán García Aragón.

Las cifras que pudo conocer La Calle reflejan que, a pesar de que el ganado escasea, los beneficiados son los ganaderos, toda vez que un ternero común y corriente de la región antes tenía un valor de $5.500 el kilo, mientras que ahora cuesta entre $6.500 y $7.000. Pasando al carnero de levante, es decir ganado tipo carne, antes costaba entre $7.500 y $8.000 mientras que ahora llega a $9.000 el kilo.

Las cifras del Cesar

Según datos del Fondo Nacional de Ganaderos, en el país hay tres sistemas de explotación ganadera: de carne específica, de leche y doble propósito (ordeñar la vaca, vender la leche y además cebar el ternero y se lleva a novillo para ser sacrificado), esta última es la ganadería característica de esta región.

En el país hay cerca de 600 mil fincas, de las cuales el 95% corresponden a pequeños productores, mientras que en el Cesar hay alrededor de 13.020 fincas, de las cuales el 75% son pequeños productores. Otro dato de relevancia que se conoció es que los almacenes de cadena que están instalados en los municipios de esta región traen la carne de otros departamentos, a pesar de que en el Cesar hay dos mataderos frigoríficos tipo exportación.

publicidad

publicidad