Inicio / Opinión / Columnistas / ECONOMÍA NARANJA, CONSUMO Y PRODUCCIÓN SOSTENIBLES

ECONOMÍA NARANJA, CONSUMO Y PRODUCCIÓN SOSTENIBLES

La economía naranja es definida por (Buitrago y Duque, 2013) como “el conjunto de actividades que de manera encadenada permiten que las ideas se transformen en bienes y servicios culturales, cuyo valor está determinado por su contenido de propiedad intelectual”. Según los autores (Luzardo Alejandra, De Jesús Dyanis y Pérez Kenderish Michelle, 2017), el conjunto de actividades de la economía naranja, como la arquitectura, artes visuales y escénicas, artesanías, cine, diseño, editorial, investigación y desarrollo, innovación social, y juguetes, turismo, moda, música, publicidad, software, TV y radio, y videojuegos con una fuerza laboral de 29.5 millones de personas a nivel mundial superen los 24.5 millones de empleos que genera el sector automotriz de los EEUU, Japón y la Unión Europea. En Latinoamérica las industrias creativas y culturales aportan 1.9 millones de empleados al mercado laboral similar a lo que genera toda la economía de Costa Rica o Uruguay.
Colombia es diverso en tradiciones y expresiones culturales, esto lo convierte en un país con un ecosistema único para el desarrollo de la economía naranja. En ese sentido, unas de esas actividades culturales más importantes, es el festival de la leyenda Vallenata.
Un artículo de (Simmonds, 2015) para el diario económico la república, revelo que durante el festival vallenato número 48, la economía de Valledupar fue dinamizada con cerca de $38.700 millones de pesos, esta cantidad equivale al 6.5% del presupuesto de gastos 2018 del departamento Cesar y al 12,4% de las regalías recibidas en el periodo 2017-18 (Sicodis DNP, 2018).
Sin embargo, el impacto no se limita tan solo a lo económico, sino que podemos apuntar a cumplir metas de plan nacional de desarrollo y los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030. De acuerdo al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD, 2018) los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), son “un llamado universal a la adopción de medidas para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad.” En ese sentido las industrias creativas y culturales (ICC) tienen una gran oportunidad para que los países logren cumplir las metas propuestas. Por ejemplo, al analizar el ODS 12 “Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles” es posible que las actividades de la economía naranja puedan ayudar a los gobiernos y las empresas a cumplir al 2030 con la Meta 12.5 de reducir considerablemente la generación de desechos mediante actividades de prevención, reducción, reciclado y reutilización.
Durante la versión 50 “Rey de reyes” del festival de la leyenda Vallenata 2017, se estima que se vendieron cerca de 420.000 mil bebidas en lata de aluminio (una sola marca). Esto equivale a 13.300kg de residuos sólidos (aluminio, cartón y plástico). El manejo y reciclado Fabián Dangond Rosado Cristiano – Emprendedor Fundador de CREKO Consulting Mail: ingdangond@gmail.co / Tw: ingdangond Inst: @fdangond -@idesnaranja @creko_in adecuado de las 6.3ton de aluminio, 6.1ton de cartón y 900kg de plástico, podría reducir el consumo de 915.163 litros de agua, 12.348 litros de petróleo, el ahorro de 121.721kw de energía eléctrica. Por último, no se talarían 104 árboles adultos y se evitaría la emisión de 67ton de CO2.
Al reutilizar los materiales (aluminio, cartón y plástico) desechados y darles un uso igual o diferente para el que fueron creados será de mucho beneficio. Por ejemplo, con el aluminio se construirían 5.520 rines de bicicleta o 763 sillas de aluminio. Mientras que, con el plástico se fabricarían 291 marcos de bicicleta o 1.944 camisas para escuelas, academias, equipos y ligas deportivas. Finalmente, con el cartón se lograría fabricar 736 kilos de papel reciclado de uso comercial.
Conocer estas cifras y transformarlas en conocimiento, ayudara a que los proyectos y propuestas logren integrar a las Industrias creativas y culturales a todas las políticas y programas de desarrollo local, regional y nacional, basados en un modelo sostenible y orientado al desarrollo social de las regiones.
Con el diseño de políticas y planes adecuados cada región tendría en la economía naranja la oportunidad de desarrollar una infraestructura donde el emprendimiento, la innovación, la creatividad y la economía circular logren que las actividades creativas y culturales se conviertan en importantes motores de desarrollo económico, social y medioambiental.

Recomendada

ACABEMOS CON LOS ‘GOTA A GOTA’, PERO LEGALMENTE

Cobra diarios o ‘gota a gota’, si no los ha experimentado no se meta. Es …

Deja un comentario