publicidad

publicidad

Abuelos de la Casa del Adulto Mayor en El Copey denuncian que los tienen aguantando hambre

En redes sociales se viralizó en las últimas horas una denuncia realizada por ciudadanos del municipio El Copey, que muestra en vídeo las precarias condiciones en las que se encuentran los ancianos de la Casa del Adulto Mayor, lugar que hoy luce en estado de abandono, sin agua y sin ver las raciones alimentarias que figuran en un millonario contrato. 

Como inaceptable ha sido señalado el abuso y posible corrupción en el programa de alimentación y atención al adulto mayor en este municipio, situación que conoce la administración del alcalde Kiko Meza, e incluso el personero municipal, pero reina el silencio y la inoperancia. Una visita realiza por 7 concejales vuelve a retomar trasfondo de esta situación que viven más de 15 abuelos, quienes aseguran que ven la comida “de vez en cuando”, y si tienen dinero para comprar algo y preparar por sus propios medios.

“Nos están tratando mal, tienen días que solo nos dan el mero desayuno, dicen que no mandan las compras”, así respondió un adulto mayor.

Ante esto, la respuesta del personero municipal Jorge Luis Barrios, fue reconocer que “las condiciones son inhumanas”, y asombrarse de lo que tienen que hacer los adultos que residen en este hogar para sacar las últimas gotas de tanques tras demorar días sin ver el liquido vital.

“Tenemos días sin agua, no nos hemos bañado, la comida es de vez en cuando”, asegura un residente de este hogar.

La gran pregunta es ¿a dónde van los recursos del DNP destinados para el Programa de Atención Integral al Adultos Mayor en El Copey?, dado que algunos millones se están perdiendo en el camino. Este medio de comunicación pudo conocer que a nombre de Martha Lucia Rodelo, representante de Distrimarcas S.A.S, aparece un contrato celebrado por $20.176.749 millones de pesos para el suministro de alimentos y preparación de las raciones alimentarias de los que se encuentran en el centro de vida del municipio, firmado el 9 de junio por una vigencia de 75 días.

Le puede interesar  Mineducación respondió a denuncias de irregularidades en el PAE

Por otro lado, se cuestionan a quien representa el personero que conociendo a detalle el calvario que viven en este lugar, es cómplice con su silencio y la inoperancia.

El clamor de esta comunidad que al parecer no tiene dolientes y sufre la indiferencia de la administración municipal quienes se han hecho los de la vista gorda, es a que la Contraloría ponga la lupa en las irregularidades de este programa y los contratistas que lo manejan, dado que no están garantizando el bienestar de los ancianos.

publicidad

publicidad