publicidad

publicidad

Aguachica: entre la sed y la llegada del Covid-19

La situación del segundo municipio más importante del Cesar  es cada vez más crítica. Los habitantes de Aguachica llevan más de un mes sin servicio de agua, teniendo en cuenta que la calidad del servicio hídrico carece de potabilidad. En pleno enfrentamiento de la pandemia por Covid-19, que aumenta cada día más en el país y sus distintos departamentos, la población esta atemorizada debido a que no tienen los medios para cumplir con las medidas de prevención en cuanto al lavado de manos y otros utensilios. Hasta el momento llevan 38 días sin el servicio de agua potable.

En medio de la crisis los más afectados son aquellos que viven del día a día y hacen parte de los barrios más vulnerables, pero ¿cómo pueden acatar las medidas de prevención si no tienen agua?, los habitantes tienen preocupación frente a las medidas, no pueden lavarse las manos de manera constante. Quienes mitigan la situación son los carros tanques que llegan de manera temporal a llevar agua potable procedente de la PTAP del municipio de Valledupar. Los residentes guardan el agua en galones plásticos.

Le puede interesar  Más de 10 días completan sin agua habitantes de Bosconia

Debido a las fuertes sequias los pobladores no han tenido los medios para abastecerse de agua. Acostumbrados a comprar el agua para consumo; los aguachiquenses se quejan de pagar altos costos por una pimpina de agua, las fuentes hídricas cercanas para abastecimiento de agua según algunos, se encuentran secas. Sin embargo, la administración municipal aún no se ha pronunciado frente al panorama y en cuestión de ayudas, esta solo llega a unos pocos.

 

publicidad

publicidad