publicidad

publicidad

Centro de Salud La Victoria abrió sus puertas a la población migrante en Valledupar

Agradecida está la población migrante y de colombianos retornados a Valledupar que no están cubiertos por el sistema de salud, por la habilitación del Centro de Salud La Victoria que abrió sus puertas para brindar atención integral a esta comunidad.

“Muy agradecida porque en otras ocasiones hemos ido a hospitales y no nos han atendido por no tener Sisbén y la oportunidad de facturar”, dijo emocionada Gleiciré Bracho, una de las primeras usuarias del centro asistencial.

Este lugar había permanecido cerrado por ocho años y su infraestructura estaba deteriorada, por lo que a través de un convenio de cooperación con la Fundación Americares, el Hospital Eduardo Arredondo Daza lo recuperó y adecuó para atender a la población migrante.

Le puede interesar  En Valledupar reactivan tareas para poner en marcha el proyecto del acueducto regional

“Después de 8 años pudimos abrir este centro de salud, y ha sido de la mano del gerente, de las organizaciones sociales y los convenios que han venido gestionando el Hospital Eduardo Arredondo. Hoy queremos darle esta noticia positiva a la población ya que van a tener la oportunidad de tener un centro de salud a la mano con todo el equipo técnico y de salud que está dispuesto a atenderlo de la mejor manera”, expresó el alcalde de Valledupar Mello Castro González.

Desde el mes de abril. El Hospital Eduardo Arredondo Daza ha brindado 7930 atenciones a 4586 personas migrantes de todas las edades que han llegado a las diferentes sedes de la entidad, las cuales a partir de hoy se concentrarán en el Centro La Victoria, donde recibirán los servicios de medicina general, psicología y entrega de medicamentos.

“Vimos que esta población migrante no tenía quien los atendiera, eran huérfanos en la atención en salud y por eso nos pusimos la camiseta para gestionar con una ONG para prestar este servicio, hoy lo estamos cristalizando, el sueño se hace realidad, hoy mostramos una victoria temprana”, acotó Holmer Jiménez Ditta, gerente del HEAD.

publicidad

publicidad