publicidad

publicidad

publicidad

publicidad

Ciro Pupo y ‘Ava’, los expertos que ‘trabajan’ las estrategias del Mello

En su campaña del 2004, Ciro Pupo se vestía de indio e iba a los barrios vulnerables prometiendo sacar a Electricaribe de Valledupar al día siguiente de ser posesionado.

A Ciro Pupo Castro lo llamaron a la campaña del Mello Castro, y ante el asombro de muchos, lo nombraron su jefe político, a pesar que es uno de los peores alcaldes que ha tenido Valledupar, pero Pupo Castro tiene un talento que lo llevó a ser reconocido como ‘el rey de la mentira en política’.

Esta afirmación la sustenta el hecho de haber llegado a la alcaldía de Valledupar en la campaña del 2004, logrando 47 mil votos basados en promesas a la población vulnerable. Ciro Pupo se montó en el poder haciéndole creer a los vallenatos que al día siguiente de su posesión iba a erradicar a Electricaribe, lo cual repetía de barrio en barrio en su discurso donde se vestía de indio y decía que no iba a gobernar con caciques sino con los indios, haciendo referencia a cada uno de los habitantes de los barrios pobres de Valledupar.

Así llegaba cada noche a barrios como La Nevada, Mareigua, El Páramo, Siete de Agosto, Los Mayales y a muchos otros sectores deprimidos de la ciudad, donde Pupo Castro hacía sonidos con la boca, aullando y llamando a sus indios, diciéndoles que eran su tribu y con ellos iba a gobernar, pero de esas promesas nada se cumplió, puesto que con su administración, Valledupar se convirtió en una ciudad llena de concesiones como la del Tránsito, además inició la construcción de la  plaza de vendedores ambulantes, La Granja, de la cual hoy solo quedan las varillas.

La secretaría de Planeación municipal, columna vertebral de la administración, la redujo a solo una oficina asesora, así mismo hizo una restructuración de personal, es decir, sacó personal de carrera administrativa para meter a la de él, lo que le generó demandas millonarias al municipio.

Le puede interesar
Entre estos 50 nombres estarían los próximos alcaldes del Cesar

La historia se repite

En el 2013 Ciro Pupo se entregó a las autoridades para responder por los presuntos delitos de peculado por apropiación y celebración de contrato sin el lleno de los requisitos legales.

Tratándose de un asunto de familia, y conociéndose bien entre ellos, de la familia Castro mandaron a buscar especialmente al ‘Rey de la Mentira’, a Ciro Pupo Castro para que le diseñara una estrategia al Mello y pudiera llegar a los barrios con su ‘caballito de batalla’, que le creyeran y ganarse los votos de la gente humilde, para eso dijo Ciro “hay que metérseles al rancho”.

Fue así como a Ciro se le ocurrió mandar al Mello a dormir en los barrios de gente humilde y que además de dormir, abrazara a la gente, destapara olla y tomara café, aunque nunca había sido su costumbre.

“Con eso te los echas al bolsillo”, le dijo Pupo al Mello, que se rascó la cabeza por el sacrificio de dejar su confortable habitación de alfombra y aire acondicionado, pero no lo pensó mucho, total, eran solo tres meses de campaña y muchos votos los que podía lograr.

 

El ‘Ava’, llegó a la alcaldía por su bomba

Otro de los exalcaldes que está como asesor del Mello Castro en su campaña política, y que inmortalizó su nombre como mandatario de Valledupar es Rubén ‘Ava’ Carvajal, porque a pesar de que sabía que estaba inhabilitado se hizo elegir, porque al parecer, tenía su propósito para llegar y no era mucho el tiempo que necesitaba para construir su bomba.

La modificación hecha en el Plan de Ordenamiento Territorial para ajustarse a unas normas exigidas por el Ministerio de Minas y Energía para la construcción de una estación de servicio que hoy funciona en la Avenida Fundación y que se conoce como ‘la bomba de Ava’, era lo que, al parecer, buscaba este hombre.

Le puede interesar
Lina de Armas llegó a la campaña del Mello Castro

Otras perlas de ‘Ava’

‘Ava’ Carvajal en sus dos años de gobierno le hizo un desangre a Emdupar. Aprovechando que el gobernador de turno, Cristian Moreno Panezo donó 28 mil micromedidores para que fueran instalados en la ciudad, ‘Ava’ habría utilizado este proyecto como fortín político, iniciando una manada de contratación para poder instalar dichos aparatos, según conocedores del tema era la oportunidad para que la empresa surgiera, sin embargo, allí hubo desorden de contratos, de plata, y hasta de medidores, ya que todos no habrían sido instalados.

Después de presentar varias anomalías en solo dos años de gobierno, fue destituido por la Procuraduría General de la Nación por el incumplimiento en la formulación y ejecución del Plan Municipal de Cultura, dentro del cual se contemplaban metas como la reapertura de la Biblioteca Pública y el Museo Arqueológico, la creación de la Escuela Municipal de Artes y Oficios y la recuperación de la Casa de la Cultura.

El contrato de esta obra responde al 139 del 2007, el cual fue puesto en marcha por Ciro Pupo en una primera fase y nunca se terminó.

Según el ente de control, Carvajal Rivera utilizó indebidamente dos mil 350 millones de pesos para el diseño y construcción del inexistente Teatro Municipal de Valledupar, y utilizar mil 66 millones para cancelar obras hechas por la Concesión de Amoblamiento Urbano.

¡Otra bomba!

Después de estas anomalías, el ‘Ava’ permanece ‘detrás de bambalinas’ en la campaña del Mello a quien lo asesora y le invierte económicamente con la esperanza que tener participación en su administración, esto para ampliar su emporio económico el cual está en la ampliación del POT para la construcción de otra bomba, la cual pretende construir en el norte de Valledupar.

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad